Observan baja en ventas navideñas

http://hoy.com.do/image/article/69/460x390/0/EF0AC0F0-C23F-4137-8F6A-8258B288D136.jpeg

POR ODALIS MEJIA
Las ventas navideñas en los comercios de  la avenida Duarte todavía están “flojas” y el flujo de personas a esta zona ha bajado considerablemente con relación a la misma temporada de años anteriores. Reporteros de Hoy que recorrieron ayer  la avenida Duarte comprobaron que la mayoría de las grandes y pequeñas tiendas estaban casi vacías y que los buhoneros se quejaban  porque hace más de una semana que se está pagando el doble sueldo y no han visto elevar sus ventas.

Apreciaron también que la vía no estaba congestionada de vehículos ni había los habituales tapones que ocurren en época navideña, por lo que el tránsito discurría casi normal.

También notaron que en las registradoras no había filas de personas en espera para pagar sus artículos, sino que al contrario, muchas estaban vacías.

Esta situación de merma en las ventas navideñas preocupa a la Asociación de Comerciantes de la avenida Duarte, cuyo vicepresidente, Robert Fernández, propietario de Almacenes Garrido, manifestó que contrario a otras épocas “la gente anda  cheleando y no se ven las grandes compras como el pasado año”.

Destacó que otro factor de reducción de clientes en esa zona comercial se debe a que ya no están yendo a comprar los residentes en zonas rurales como tenían por costumbre en Navidad.

También atribuyó la escasez de clientes y  las bajas ventas  a los trabajos que ha estado haciendo el Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) para convertir la avenida Duarte en un paseo comercial.

 Sostuvo que aunque esos trabajos fueron paralizados hasta tanto pase el período navideño, existen algunas molestias para el desplazamiento, como es el polvillo, producto del movimiento de tierra para el zanjado.

Fernández considera además que la situación económica del país aún no ha mejorado lo suficiente para que las personas puedan gastar sus ingresos en Navidad, al entender que mucha gente está siendo precavida.

“Aunque ya se pagó el doble la gente no está gastando en la misma proporción que antes, cuando gastaban hasta la mitad del salario y ahora quizás sólo gastan el 10%”, expresó.

Esta parálisis en las ventas, agregó, se registra en todos los renglones de productos y en otras zonas comerciales, pese a que las tiendas están ofertando especiales y abaratando los precios.

Espera que cuando terminen los trabajos del paseo comercial, la Duarte volverá a tener el  esplendor que tenía años atrás.

BUHONEROS

Otros que se quejan por las pocas ventas son los buhoneros. Ignacio Rodríguez, vendedor de ropa y zapatos, quien ayer, un poco incómodo, lamentó que todavía haya pocos clientes.

Mientras que Stalin de los Santos, otro buhonero  que comercializa radios, celulares, correas y bisuterías, se quejó de que hasta las 2:00 de ayer tarde aún no había vendido nada.

“Esto está muy malo. No hay nada. No sé lo que pasa”, dijo entre lamentos.

Actualmente hay  buhoneros diseminados en toda la avenida Duarte, pese a que el cabildo había indemnizado a decenas de ellos para que desalojaran esa zona y dar paso a la construcción del paseo comercial.

LAS IMPORTADORAS

Mientras en las tiendas de la Duarte las ventas están bajas, en las importadoras de ropas y calzados de la calle José Martí y otras aledañas, la concurrencia de personas era ayer masiva, por lo que en algunas de estas el personal de servicio no daba abasto.

Muchas importadoras están desplazando a las grandes tiendas, ya que venden a precios más económicos, porque tienen menos márgenes de ganancia.

 Las  mercancías que venden son traídas al país principalmente desde Panamá y Curazao.

“La idea es vender con precios al por mayor para que las mercancías salgan más rápido”, expresa la señora  Anaida José, propietaria de la importadora Machuca, en la calle Ana Valverde.

Claudia Nolasco, empleada de la  importadora Dios te Bendiga, dijo que normalmente sólo ganan entre RD$20 y RD$25 por pieza de vestir, lo cual es la clave para que las ventas no cesen.

 “El pueblo dominicano no tiene para comer, pero si para comprar  porque esto siempre esta lleno aquí”, sostuvo.

Entre los artículos que mayor demanda tienen son los femeninos como pantalones jeans, blusas, faldas, calzados y bisutería en general. Los artículos más caros ascienden a RD$400, los que en otras tiendas pueden costar hasta RD$700, dijo.

Es común encontrar productos con precios muy bajos, elementos que aprovechan las mujeres (público principal) para comprar muchos artículos con poco dinero.

Además de vender al detalle, estas tiendas venden al por mayor a pequeños comerciantes, lo cual provoca  un incremento de la demanda, que a su vez ha conllevado a que una activación importante de este tipo de negocios.

 La fiebre del jean

El jeans se ha impuesto en estas Navidades como los principales artículos más demandados en las tiendas  de la avenida Duarte y las importadoras de las calles contiguas en esta zona de la capital.

Es común ver en los grandes comercios a los principales exhibidores repletos de vestimentas de jeans desde pantalones, faldas y chaquetas en diseños muy variados. Aunque esta ropa siempre ha tenido demanda, en los últimos meses se ha registrado un incremento considerable principalmente de las mujeres, quienes también la compran para sus hijos.

La bisutería económica es otro tipo de negocio que ha tenido un buen repunte. En cualquier esquina se pueden encontrar aretes, collares, pulsas, anillos, ganchos desde RD$10, artículos que algunas veces se confunden con otros de otra calidad y bastante caros, cosa que ha beneficiado a las mujeres que han encontrado una oportunidad para hacer diferentes combinaciones de vestimenta con poco dinero invertido. ¡Aprovéchense, chicas¡