Ofrecen seminario innovación educativa

POR MARIEN A. CAPITAN
El Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (INAFOCAM), la Secretaría de Educación, la Agencia Internacional de Cooperación Japonesa (JICA) y representantes del gobierno de Chile realizaron ayer el seminario “Socialización de innovaciones educativas”.

Durante el seminario se habló acerca de las experiencias que tuvieron los maestros durante la implementación del “Proyecto de Fortalecimiento de la Formación y Capacitación Docente en la República Dominicana”, un programa gracias al cual los participantes aprendieron nuevas técnicas para lograr un mejor rendimiento escolar de sus alumnos.

Es que esta capacitación, tal como explicó Laura Paulino, analista de INAFOCAM que coordinó el programa durante un año y medio, tiene como finalidad que los niños aprendan mejor, que los maestros trabajen con más autonomía y que se logre elevar la calidad de la enseñanza que se ofrece en las aulas.

El acto estuvo encabezado por Pedro Antonio Eduardo, director ejecutivo de INAFOCAM; Kiyoshi Yoshimoto, director de la JICA en el país; y Patricio Pérez, representante de la AGCI.

Al pronunciar el discurso central, por Pedro Antonio Eduardo, director ejecutivo de INAFOCAM, indicó que la institución que dirige tiene como misión mejorar los servicios educativos, organizarlos y eficientizar la gestión de los centros. En procura de ello, han trabajo con la cooperación de Japón y Chile para desarrollar el “Proyecto de Fortalecimiento de la Formación y Capacitación Docente en la República Dominicana”, un programa que ha beneficiado a más de 300 maestros en todo el país.

Como parte del proyecto Japón y Chile han ofrecido apoyo técnico y personal calificado que ha instruido a los maestros para mejoren la forma en que transmiten sus conocimientos.

Otro aspecto importante es que han aprendido a trabajar con las familias y comunidades para lograr que la vida y el entorno escolar sean los adecuados para los menores. Producto de ello, los padres han llegado hasta a cambiar sus hábitos para garantizar que sus hijos tengan una mejor disposición para los estudios.