Ola calor se acentuará Europa; hay varios países en alerta roja

People refresh themselves on the beach during a hot summer day in Barcelona, Spain, Friday, Aug. 3, 2018. Hot air from Africa is bringing a heat wave to Europe, prompting health warnings about Sahara Desert dust and exceptionally high temperatures that could peak at 47 degrees Celsius (117 Fahrenheit) in Spain and Portugal. (AP Photo/Emilio Morenatti)
People refresh themselves on the beach during a hot summer day in Barcelona, Spain, Friday, Aug. 3, 2018. Hot air from Africa is bringing a heat wave to Europe, prompting health warnings about Sahara Desert dust and exceptionally high temperatures that could peak at 47 degrees Celsius (117 Fahrenheit) in Spain and Portugal. (AP Photo/Emilio Morenatti)

La ola de calor que afecta a gran parte de Europa, lejos de dar una tregua, se acentuará en algunos países del sur y centro del continente, en una jornada en la que se preveían valores récord, especialmente en España y Portugal.
Meteoalarm, la web de la Unión Europea (UE) que proporciona información sobre fenómenos climáticos adversos, ha emitido alertas “rojas” por calor extremo en puntos de Suiza, Croacia, España y Portugal. Este aviso, según la web, implica una situación meteorológica “muy peligrosa” y que “son probables graves daños y accidentes, en algunos casos con riesgo para la vida de las personas”.
Mantiene además la alerta naranja en amplias zonas de Francia, Bélgica, Austria, Lituania, Estonia, Polonia, Noruega, la República Checa, Eslovaquia, Eslovenia y Grecia, por “situaciones peligrosas por fenómenos inusuales, como altas temperaturas, que pueden producir daños en personas”.
Las elevadas temperaturas se deben al sistema estacionario de alta presión, un fenómeno que se ha repetido de forma constante en las condiciones meteorológicas europeas durante los dos últimos meses, dijo ayer una portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Sylvie Castonguay.
La vicesecretaria general de la OMM, Elena Manaenkova, señaló en el último boletín de la organización que “el año 2018 será uno de los más calurosos jamás registrados, con nuevos récords de temperaturas en muchos países, lo cual no es sorprendente”. “Las olas de calor extremo que estamos viviendo son coherentes con los efectos esperados del cambio climático causado por las emisiones de gases de efecto invernadero. No se trata de un escenario futuro, está sucediendo ahora”, agregó.
El cambio climático ha duplicado las probabilidades de que ocurran las actuales olas de calor en muchos lugares.