Omisiones varias en diccionario sobre cultura nacional de Jimmy Sierra

A1

Alejandro Paulino Ramos y Aquiles Castro publicaron en el 2005 una obra casi similar a la del Dr. Jimmy Sierra, bajo el título de Diccionario de cultura y folklore dominicano, que por cierto se editaron 5,000 ejemplares y todos fueron vendidos, por la Editora Letras Gráficas, de Orlando Inoa. Y, esa obra y sus autores no son mencionados en el libro de marras.
En la brevísima reseña que se le hace al Dr. Marcio Veloz Maggiolo en la obra de Sierra no se menciona su libro: Historia de la cultura dominicana, publicado en el 2012 y ahora se acaba de publicar la segunda edición corregida y ampliada por la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, 2017, 369 páginas, volumen No. 48.
Sierra ignora a Manuel Cruz Méndez, un autor con ensayos y libros sobre la cultura dominicana. Eso mismo sucede con autores como: Alba Josefina Záiter Mejía, Néstor Contín Aybar, Ramonina Brea de Céspedes, Andrés Díaz Blanco, Edwin Espinal Hernández, Gregorio Mateu, Manuel Maza Miguel, Manuel de Jesús Mañón Arredondo, Isael Pérez, Ángela Peña, Rafael Bello Peguero, Yaqui Núñez del Risco, Danilo Arzeno, Osvaldo Cepeda y Cepeda, y otros tantos.
Entre las muchas sociedades culturales del país que no se mencionan en el Diccionario Cultural Dominicano, cabe destacar la Sociedad Cultural Renovación de Puerto Plata, que el próximo año cumplirá 90 años de su fundación, siendo uno de sus fundadores el historiador, biógrafo, filósofo, ensayista y escritor puertoplateño Rufino Martínez. Como el Grupo Cultural La Tuerca, de Puerto Plata.
En el Diccionario Cultural Dominicano de Jimmy Sierra, en la gran mayoría de autores se utilizaron bibliografías no actualizadas. Por ejemplos:
En la reseña bibliográfica que se hace del Dr. Bruno Rosario Candelier, nada más se llega hasta el año 1984. Se obvian 33 años de sus mejores obras. Es un autor que cada año publica varias obras. Pero, eso mismo sucede con Odalis G. Pérez, Diógenes Céspedes, Cándido Gerón, José Mármol, Miguel D. Mena, Julio Jaime Julia, Joaquín Balaguer, José Gabriel García, Frank Moya Pons, Pedro Mir, Tony Raful, José Miguel Soto Jiménez, Bernardo Vega, Marcio Veloz Maggiolo, José Luis Sáez, etc.
En muchos autores se omiten sus obras fundamentales, como: Max Henríquez Ureña, Obra y apuntes, en 28 tomos; Camila Henríquez Ureña, Obras y Apuntes en diez tomos; Pedro Henríquez Ureña, Obras completas en 14 tomos, editor Miguel D. Mena; Juan Isidro Jimenes Grulón, Sociología política dominicana, en tres tomos; Carlos T. Martínez, Grandes dominicanos, 21 tomos; Miguel D. Mena, editor y recopilador de las Obras completas de Pedro Henríquez Ureña; Félix Servio Ducoudray, La naturaleza dominicana. Artículos publicados en el suplemento sabatino del periódico El Caribe (1978—1989), en 6 tomos; Vicente Colombo, Memorias de los años duros. Reportajes, tomo I, Crónicas, tomo II y Entrevistas, tomo III y Bosch, la palabra y el Eco; Marcio Mejía—Ricart; Rafael Solano, Letra y música. Relatos autobiográficos de un músico dominicano, coautor junto a Catana Pérez de Cuello del libro: El merengue, música y baile de la República Dominicana, Música y pensamiento. Crónicas y reflexiones de un músico dominicano, y otros.
Se omiten muchas revistas, como Eme Eme, Estudios dominicanos, de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra; Estudios sociales, de la Compañía de Jesús; Ecos, del Instituto de Historia de la Universidad Autónoma de Santo Domingo; Ciencia y Sociedad, del Instituto Tecnológico de Santo Domingo; Xinesquema, directora Ángela Hernández, y otras.
No aparecen músicos y compositores de la talla de: Mercedes Cocco, la primera arpista dominicana; Emilio Prud” Homme, José Reyes, autores de las letras y música del Himno Nacional; Dr. Luis Eugenio Senior, Monguito Román, Félix López, Ramón Santos, L. Almanzor González Canahuate, etc.
No se mencionan algunos institutos, academias y sus miembros, como Instituto Dominicano de Genealogía, Academia Dominicana de la Medicina, Fundación Guzmán Ariza Pro Academia Dominicana de la Lengua y otras.
Miembros de la Academia Dominicana de la Lengua que no aparecen en el Diccionario: Mons. Dr. Adolfo Alejandro Nouel Bobadilla, Federico Llaverías, Ramón Emilio Reyes, Cayetano Armando Rodríguez, Juan Bautista Lamarche, Bienvenido García Gautier, Manuel de Jesús Camarena Perdomo, Félix María Nolasco, Rafael González Tirado, Arturo Logroño, Dennis R. Simó, Rafael J. Castillo, Carlos F. Pérez y Pérez, Rafael Castellanos, María José Rincón González, Ana Margarita Haché, Irene Pérez Guerra, Carmen Valerio, Miguel Solano, Guillermo Pérez, Rafael Hernández, y otros.
También se omiten muchos miembros de la Academia Dominicana de la Historia, del Instituto Dominicano de Genealogía, como: Amadeo Julián, Dantes Ortiz Núñez, Eugenio Pérez Montás, Américo Moreta Castillo, Blanca Delgado Malagón, Julio González, Filiberto Cruz Méndez, Diomedes Núñez Polanco, Carmen Duran, Vitilio Manuel Valera V., Alonso Rodríguez Demorizi, Rafael A. Brugal P., etc.
Se omiten escritores, músicos, fotógrafos, pintores, libreros, periodistas, como: Juan Doucudray, Fidelio Despradel, Rosario Espinal, Max Puig, Nan Chevalier, Mario Álvarez Dugan, Radhamés V. Gómez Pepín, Bienvenido Álvarez Vega, José Augusto Puig Ortiz, Dionisio de Jesús, Rafael Núñez, Minerva Isa, Silvio Torres Saillant, Salvador Pittaluga Nivar, César Medina, Rosa Silverio, César Pérez, Melvin Mañón, Esteban Rosario, Matías Bosch, Domingo Caba Ramos, Pura Emeterio Rondón, Giovanni Di Pietro, Julio Brea Franco, Sebastián Rodríguez Lora, Ted Jiménez, Rafi Vásquez, Jayme Colson, Miguel A. Fornerin, Oscar Gil Díaz, Virtudes Uribe, Julio D. Postigo, Eugenio García Cuevas, Carlos Acevedo, Carlos X. Ardavin T., Mercedes Mota, Fafa Taveras, Armando Rodríguez Victoria, Alex Ferreras, Taty Hernández, José Ignacio Certad Hernández, Zulamita Puig, Fausto Rosario Adames, Julio Cesar Martínez, Silvio Herasme Peña, Emilio Herasme Peña, Jaime Lockwardt, y otros.
Se incurre en el error de decir que Emilio Rodríguez Demorizi nació en el año 1906, cuando nació en el año 1904; Carmen Imbert Brugal no nació en Puerto Plata, sino en San Juan de Puerto Rico; Rafael Díaz Niese no nació en Santiago, sino en la ciudad de Puerto Plata; Manuel Salvador Gautier no es miembro de número, sino miembro correspondiente nacional de la Academia Dominicana de la Lengua.
Vaya nuestros reconocimientos a Frank Moya Pons, Cándido Gerón, Franklin J. Franco, Miguel Collado, Franklin Gutiérrez, Miguel D. Mena, Emilio Cordero Michel, Alejandro Paulino Ramos y Aquiles Castro por la gran obra que han hecho como bibliógrafos y autores de obras monumentales de consultas.