Hoy Digital

Oposición Honduras pide conteo total votos de elecciones

La oposición en Honduras reclamó ayer el recuento total de votos de las elecciones presidenciales del pasado 26 de noviembre que hundieron al país en una hoguera política con protestas callejeras, un toque de queda y el atrincheramiento de policías.
“Debe de haber un cotejamiento total entre cuadernillo, acta y votos en la urna, o sea, abrir las urnas, conteo total, conteo completo para evitar la contaminación” del resultado, afirmó el expresidente Manuel Zelaya, coordinador de la izquierdista Alianza de Oposición Contra la Dictadura que postuló a presidencia al presentador de televisión Salvador Nasralla.
La postura opositora se hace tras el llamado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para cotejar 5,173 actas con indicios de anomalías, 30% del total, un pedido inicial de la alianza. Pero la alianza cambió de parecer y ahora pide revisión del total de las actas.
Según Zelaya, todo el sistema electoral “está contaminado” tras varias interrupciones para el ingreso de los datos de las actas por lo que considera necesario revisar la información de las 18,000 mesas de votación. David Matamoros, presidente del TSE, instó a la alianza opositora a formalizar por escrito la petición “para ver si se puede o no considerar” ese recuento.

En medio de esta incertidumbre, miles de policías antidisturbios y preventivos alcanzaron ayer un acuerdo con el gobierno para volver a sus tareas, con la condición de no tener que reprimir a manifestantes.
Un portavoz del movimiento policial dijo que en la reunión con representantes del gobierno acordaron “que no nos manden a luchar contra el pueblo, porque la sangre la ponemos nosotros y nosotros también somos pueblo”. Por su parte, las autoridades prometieron no tomar represalias contra los policías que se insubordinaron.
Los uniformados se habían acuartelado la noche del lunes mientras decenas de manifestantes golpeaban cacerolas frente a la sede policial para celebrar la decisión de los efectivos y demandar la salida del presidente Juan Orlando Hernández, quien se postuló a la reelección. El gobierno decretó el viernes el estado de sitio, con toque de queda nocturno, para controlar las protestas que dejaron tres muertos.