Organización acusa EEUU de separar familias inmigrantes

Manifestación en apoyo a los inmigrantes en Estados Unidos

La Unión Estadounidenses por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) presentó ayer una demanda colectiva contra el gobierno estadounidense por separar a las familias inmigrantes que piden asilo.
La demanda amplía la iniciativa que tomó la ACLU en el caso de una mujer congoleña y su hija de siete años, que según el grupo fue separada de su madre y encerrada en una institución en Chicago.
Aunque la mujer quedó libre, su hija permanece en la institución.
La demanda, que pide al juez que declare ilegal la separación de familias, dice que las autoridades de inmigración han dividido a cientos de familias.
La demanda también plantea el caso de una mujer brasileña que según la ACLU fue separada de su hijo de 14 años cuando pidieron asilo en agosto.
La mujer fue condenada a 25 días de cárcel por ingresar ilegalmente al país y luego enviada a un centro de detención en Texas mientras su hijo permanece en Chicago.
El Departamento de Seguridad Interior no ha anunciado una decisión oficial de separar a los solicitantes de asilo adultos de sus hijos, pero funcionarios del gobierno han dicho que separan a padres de hijos para disuadir a otros de tratar de entrar a Estados Unidos.
El secretario de prensa interino del departamento, Tyler Houlton, dijo en un comunicado que los funcionarios deben verificar que los niños no son víctimas de traficantes y que los adultos que los acompañan son efectivamente sus padres.