Organizar tránsito y sacar terminales de guaguas SD es gran desafío para el Intrant

Carros y minibuses forman un gran caos en calle Juana Saltitopa, en sector Mejoramiento Social

El caos que provocan diariamente miles de microbuses, minibuses, autobuses y carros del concho en Santo Domingo son parte de los mayores desafíos que tiene a corto y mediano plazo el recién formado Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).
El desorden sigue en aumento, ya que a pesar de los estudios que sugieren sacar las chatarras del concho y terminales del transporte urbano e interurbano, ha faltado voluntad política para tomar las decisiones.
Las terminales de autobuses y minibuses que viajan a regiones del país continúan dentro de la ciudad como las rutas de los pueblos del Sur, ubicadas en la avenida Duarte con 27 de Febrero y sus alrededores.
A estas se agrega una terminal en la 27 de Febrero con Isabel Aguiar, en Santo Domingo Oeste, que provoca taponamiento en la zona.
Lo mismo sucede con las del Este, que impactan sobremanera en los alrededores del Parque Enriquillo, así como la del Cibao, diseminadas en diferentes puntos del Distrito Nacional y la gran parada del kilómetro 9 de la autopista Duarte. Hace un año el ingeniero Onésimo González, vicepresidente de proyectos de Transporte y Vialidad, S. A. (Transvialsa), atribuyó el desorden en el tránsito a que desde que llegó el primer vehículo al país no se pensó en el peatón, en el transporte masivo, sino en el individual, lo que se ha mantenido hasta el momento.
Reveló que la demanda en Santo Domingo es de alrededor de tres millones de viajes diarios y que entre un 85 a 90% se desplazan en los carros de concho, en una flota vehicular de entre 20 y 30 años.
Precisa que con el Intrant llegó el momento en el que el transporte masivo de pasajeros sea la prioridad, tras asegurar que generaría seguridad, protección al medio ambiente, economía para los usuarios y menos consumo de combustibles.
Sostiene que la masificación del transporte conlleva el trazado de carriles exclusivos, así como el cambio de dirección en muchas vías que actualmente no corresponde con la realidad.
Sacar rutas. De su lado, el ingeniero Angel Segura, exdirector de la antigua Oficina Técnica de Transporte (OTTT) y luego de Tránsito del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), sugiere que las rutas interurbanas no entren a la ciudad, sino que se queden en terminales en las afueras, desde donde los pasajeros aborden rutas organizadas hacia el centro, con lo que se descongestionaría considerablemente el polígono central de Santo Domingo.
Segura, que encabezó la Mesa del Tránsito, señala que en la actualidad los ciudadanos pagan alrededor del 25% de sus salarios en transporte para poder movilizarse, debido a la deficiencia en el servicio.
Indica que muchos pagan tres y cuatro pasajes para poder llegar a su destino, ya que todavía el transporte del Metro cubre menos del 10% del total de pasajeros. De igual modo, sugiere una agresiva campaña de educación vial, debido a que el comportamiento individual de los ciudadanos contribuye a la congestión.
Mancomunidad. En un estudio presentado por un equipo de expertos en la materia, la Mancomunidad del Gran Santo Domingo sugiere al menos cuatro terminales en la cercanía de la avenida Circunvalación de Santo Domingo, una vía en construcción y que se detuvo en el segundo tramo en la carretera Villa Mella-Monte Plata.
El arquitecto Gustavo Valdez presentó el estudio a los equipos técnicos de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo en la que estimó que la Circunvalación presenta una gran oportunidad para el descongestionamiento vehicular del Gran Santo Domingo con las instalaciones de terminales de autobuses que no entrarían al centro de la ciudad.
Ante la ausencia de un sistema de transporte colectivo que ofrezca seguridad a la gente, el Distrito Nacional recibió diariamente en el 2014 un millón 84 mil 476 personas y 401,035 vehículos, procedentes de los municipios periféricos, según muestra el estudio Volúmenes de Tráfico Vehicular y de Personas, elaborado por la Dirección de Tránsito y Movilidad Urbana del ADN.
La directora. La directora Ejecutiva del Intrant, Claudia Franchesca de los Santos, tras asumir el cargo aseguró que cumplirá con el mandato de la Ley que creó ese organismo de transformar el sector con el concurso de los sectores involucrados.
Recordó que ese organismo fue formado con el objetivo de que el país cuente con un sistema vial moderno, eficiente y efectivo en el que ninguno de los actores quede excluido de nada.
“Por eso, en el mismo momento en que asumí como directora ejecutiva, afirmamos que cada uno de los reglamentos que requiere la Ley 63-17, el Intrant los va a preparar con el consenso de todos los sectores e instituciones involucradas”.
Dijo que todo el contenido de la Ley 63-17 fue pensado para avanzar, no para retroceder, por lo que primero hay que ver lo positivo, antes que poner delante cosas negativas que no existen, ni estar buscando culpables.


COMENTARIOS