Ozoria destaca mensaje de paz para refugiados

Monseñor Francisco Ozoria

El arzobispo de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, recalcó ayer el mensaje del papa Francisco, sobre el fenómeno universal de las migraciones, por lo que pidió garantizar la paz a los inmigrantes y refugiados, quienes arriesgan sus vidas en un viaje que la mayoría de veces es largo y peligroso.
Al presidir la primera misa de año nuevo, en la Catedral, Ozoria dijo que el mensaje de la 51 Jornada de la Paz, titulado “Inmigrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz”, advierte que las migraciones globales seguirán marcando el futuro, y aunque algunos las consideran una amenaza, son una oportunidad para construir un futuro de paz.

En el mensaje, el papa detalla que en el mundo hay 250 millones de inmigrantes, de los cuales 22.5 millones son refugiados. Explicó que los inmigrantes son los que se van libremente de un país a otro en busca de un mejor porvenir, pero los refugiados son los forzados a irse, ya sea por alguna razón política, social o económica como las guerras o persecución.
“En su mensaje el papa dice abrazamos con espíritu de misericordia a todos los que huyen de guerras, del hambre o que se ven obligados abandonar su tierra a causa de la discriminación, la persecución, la pobreza y la degradación ambiental”.
Para el sumo pontífice, los inmigrantes “no llegan con las manos vacías” porque traen consigo la riqueza de su valentía, su capacidad, aspiraciones y los tesoros de su cultura, enriqueciendo así las naciones donde van.
El mensaje expresa que todos forman parte de una misma familia y por tanto, tienen el derecho de gozar de los bienes de la tierra.


COMENTARIOS