Padres denuncian negligencia médica Robert Reid Cabral

001

La niña Wanda Elizabeth Duvergé Castillo, cardiópata de un año y seis meses, llegó a la emergencia del hospital infantil Robert Reid Cabral la tarde del sábado 16 con un fuerte dolor abdominal y antes de las 24 horas había fallecido, en un hecho que sus padres acusan de negligencia.
Elizabeth Castillo y Wander Duvergé explicaron que la niña no podía evacuar ni orinar y la llevaron al centro donde era paciente, pero el personal tardó horas para atenderla y la colocaron en una cama con otros tres niños sin canalizarla.
“Yo no soy un pulpo, no tengo ocho tentáculos”, le dijo una doctora a Elizabeth, alegando que habían demasiados niños en emergencia.
Explicaron que cuando llegó el cardiólogo al otro día, les reclamó que tuvo que suspender una actividad familiar para atender a la criatura y además que ya la había referido a otro especialista. Sin embargo, la cita estaba pautada para tres meses.
Cuando la niña empezó a agravarse, una doctora le preguntó a su madre en mal tono que si tenía otra hija. Luego empezaron a canalizarla por el cuello y a medicarla, pero ya la niña estaba deteriorada luego de horas llorando sin parar.
A Wander le pidieron autorizar el uso de un fuerte medicamento, pero a la niña le habían dado paros. Ya muerta le informaron que la infante falleció por una bacteria, lo cual dudan pues el día antes no tenía ningún síntoma.
Ahora sus padres solo piden investigar el caso y sancionar lo que aseguran fue una negligencia de un personal deshumanizado.