Padres no envían asus hijos a escuela por temor a malaria

El pais.Entrevista a la directora de la escueda General Jóse San Matin, Gerda Hinojosa, solicitaron a las autoridades declarar el centro educativo en estado de emergencia ya que tiene tres años en esa condiciones.Hoy/Pablo Matos   10-09-2018
El pais.Entrevista a la directora de la escueda General Jóse San Matin, Gerda Hinojosa, solicitaron a las autoridades declarar el centro educativo en estado de emergencia ya que tiene tres años en esa condiciones.Hoy/Pablo Matos 10-09-2018

Los residentes del sector Villa Verde en Santo Domingo Oeste sienten temor de enviar a sus hijos a la Escuela Básica General de San Martín por el brote de malaria que se ha detectado en esa zona y por las aguas negras estancadas en el plantel desde hace más de tres meses.
Los estudiantes y profesores del centro corren el riesgo de contraer malaria, dengue, zika, chikungunya, cólera, diarreas, fiebre tifoidea o cualquier otra infección causada por el agua contaminada.
A pesar de las denuncias que ha hecho la comunidad, el patio trasero de la escuela continúa siendo la morada predilecta para que los mosquitos que trasmiten las enfermedades depositen allí sus huevos.
La escuela fue construida hace cuatro años y lleva al rededor de tres inundándose. El comedor y la cancha tardan semanas para bajar las aguas, impidiendo que los estudiantes puedan utilizarlos.

El centro que funciona bajo la modalidad de Jornada Escolar Extendida se está deteriorando sin que las autoridades tomen las acciones necesarias para evitarlo.
Gerda Hinojosa, directora de la escuela, manifestó que las inundaciones son permanentes, debido a que el agua no tiene por donde salir.
“La situación se creó porque la comunidad rellenó todas las áreas periféricas y la escuela quedó en un hoyo, lo que dificulta que el agua salga”, expresó Hinojosa.
No hay clase. Aunque los profesores asisten como de costumbre a dar las clases, las aulas permanecen vacías ya que los padres no envían a sus hijos por el temor a que se enfermen.
Desde que se detectó el brote de la epidemia en esa zona los moradores dicen que la escuela es el lugar menos seguro para tener a sus hijos.
Varios profesores y estudiantes del centro educativo integran la lista de casos que sirven de estadísticas para el Boletín Epidemiológico Semanal, en el que se reporta Santo Domingo Oeste como el municipio con más casos de malaria hasta el momento.
El temor. “Yo prefiero tener a mi hija en la casa antes de que se enferme en la escuela como le paso a mi sobrino”, dice Elizabeth Méndez Reynoso.
Otras madres del sector coinciden en que hasta que la situación de la escuela no se resuelva no enviarán a sus hijos a clases.
Asimismo, Lisandro Torres, abuelo de tres niños que estudian en el centro educativo, aseguró que el problema se debe a las fallas que tiene el drenaje.
“Esto ya se les ha hecho saber a las autoridades de Educación y solo han venido y han tomado nota de la situación pero jamás han vuelto a pasar por aquí”, añadió Torres.
Los residentes piden al Gobierno acudir en su auxilio, pues temen por su salud y las de sus hijos. Aseguran sentirse huérfanos, ya que no se han tomado las medidas necesarias para detener el brote de malaria y dengue que los mantiene atemorizados.


COMENTARIOS