Padres oficial PN asesinado piden al procurador indagar

12_05_2017 HOY_VIERNES_120517_ El País12 B

Con lágrimas y voz resquebrajada la madre del segundo teniente de la Policía Genaro Javier Araujo, asesinado de dos disparos en Bonao, pidió ayer al procurador general Jean Rodríguez, esclarecer la muerte de su vástago y enviar a la justicia a los responsables.
La señora Jolgina Araujo Brito y su esposo Feliciano Javier, dicen que a un año de la muerte de su hijo, han ido donde el director de la Policía y otras autoridades, y nadie ha hecho nada.

“También vinimos aquí adonde el procurador general, le lloramos la situación del caso de mi hijo y todavía nadie ha dicho esta boca es mía. No puede ser que a mi hijo lo maten y que el caso se quede tapao; yo quiero que lo destapen, pero no mañana, sino ya”, dijo la apesadumbrada madre.

Los padres del oficial de la Policía asesinado acudieron a la procuraduría acompañados de varios familiares portando pancartas en las que reclamaban justicia, así como del presidente del Comité Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Manuel María Mercedes.
Piden fiscal especial. El dirigente de los Derechos Humanos deploró que no obstante los elementos que han aportado y que comprometen la responsabilidad de personas “que de una u otra manera están vinculadas a la Policía”, un año después del crimen no han recibido respuesta alguna de parte de las autoridades.
“Le estamos solicitando de manera formal al procurador general, la designación de un fiscal especial para que realice las investigaciones, con la finalidad de que el caso sea debidamente esclarecido”, dijo Mercedes.


COMENTARIOS