Palabras de Trump sobre PR causan malestar a boricuas

People walk in a flooded street next to damaged houses in Catano town, in Juana Matos, Puerto Rico, on September 21, 2017. Puerto Rico braced for potentially calamitous flash flooding after being pummeled by Hurricane Maria which devastated the island and knocked out the entire electricity grid. The hurricane, which Puerto Rico Governor Ricardo Rossello called "the most devastating storm in a century," had battered the island of 3.4 million people after roaring ashore early Wednesday with deadly winds and heavy rain.
 / AFP / HECTOR RETAMAL
People walk in a flooded street next to damaged houses in Catano town, in Juana Matos, Puerto Rico, on September 21, 2017. Puerto Rico braced for potentially calamitous flash flooding after being pummeled by Hurricane Maria which devastated the island and knocked out the entire electricity grid. The hurricane, which Puerto Rico Governor Ricardo Rossello called "the most devastating storm in a century," had battered the island of 3.4 million people after roaring ashore early Wednesday with deadly winds and heavy rain. / AFP / HECTOR RETAMAL

La afirmación del presidente Donald Trump de que la respuesta del gobierno federal al huracán María “fue un éxito increíble”, no fue bien recibida en Puerto Rico, en donde los isleños todavía pasan apuros para recuperarse de la tormenta de hace un año.
“Sentí indignación”, dijo Gloria Rosado, profesora universitaria de 62 años que vio por televisión la conferencia de prensa del mandatario la tarde del martes desde San Juan, y todavía estaba enfurecida un día después. “Inmediatamente me vino la imagen de mi esposo muerto… y las vidas que se perdieron”.
El esposo de Rosado, quien fue hospitalizado por complicaciones respiratorias y renales y, finalmente, tuvo un paro cardiaco, fue una de las 2,975 personas que se calcula que murieron como consecuencia del paso de María cuando los recursos médicos estaban exigidos más allá de su límite. Para muchos, que Trump se jactara de que “fue uno de los mejores trabajos que se han hecho” es difícil de cuadrar con su realidad diaria: los apagones todavía son frecuentes, casi 60,000 viviendas sólo están cubiertas con techos improvisados incapaces de soportar un huracán categoría 1, y 13% de los municipios carecen de un servicio estable de teléfono o internet.
“¿Según Trump la respuesta federal en Puerto Rico fue un éxito?”, cuestionó la alcaldesa de San Juan en una serie de tuits. “Si cree que la muerte de 3,000 personas es un éxito, que Dios nos ayude a todos”. Eso reencendió un añejo conflicto entre la alcaldesa y Trump. Un reporte de julio de Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA), señaló varias fallas en su respuesta, incluido que subestimó la cantidad de agua y alimentos necesarios después de la tormenta.


COMENTARIOS