Palets, tendencia ecológica que sigue dando de qué hablar

2C_¡Vivir!_10_2,p01

Los palets o palés de madera son una tendencia decorativa “eco-friendly” (ecoamigable) que continúa pisando fuerte en los espacios interiores y exteriores.
Este elemento, basado en cuatro maderas superpuestas, antes se limitaba a la actividad de transporte industrial, pero de un tiempo para acá se ha convertido en una fuente de soluciones creativas para ambientar estancias de una manera novedosa, divertida y fresca.
Lo mejor de todo es que los palets están al alcance de todo el mundo. Resultan uno de los métodos más económicos si la idea es no gastar grandes sumas de dinero en la decoración del hogar.
Puedes comprarlos y usarlos en su estado natural, o bien barnizarlos o pintarlos de tu color preferido.
La idea no es llenar toda la casa con muebles, estantes o sillas de palets en cada rincón. Se trata más bien de dar un toque diferente a las estancias, para crear una armonía con el resto de la decoración.
Aunque se crea que este elemento solo encaja en viviendas con estilo rústico, no es así. Realmente, se acopla a todos los estilos. E l truco está en saber cómo incorporarlo.
Por ejemplo, si tu hogar tiene un estilo clásico, lo más recomendable es que pintes los palets de blanco y los combines con materiales delicados como el cristal. Una mesa con un cristal encima es una buena opción.
Mientras que, si es “vintage”, píntalos con colores oscuros, luego dale una mano blanca de “chalk paint” (pintura de agua con efecto tiza) y hazle pequeños decapados para darle un aire envejecido; y si es industrial, empléalos en su color natural.
Con una sola plataforma, varias de ellas o solo las tablas puedes crear interesantes proyectos decorativos. Entre ellos, cabeceros de cama, escritorios, armarios, zapateras, mesas de comedor, base de camas o de sofás, mesitas de centro, banquetas, maceteros o jardines verticales, revisteros, percheros, estantes para la sala, habitación, baño o cocina, sillones, hamacas…