Paraguayos votan mañana domingo nuevo presidente

Mario Abdo Benítez

Un poco más de cuatro millones de paraguayos elegirán el domingo a su próximo presidente entre el oficialista Mario Abdo Benítez y el opositor Efraín Alegre, ambos militantes de partidos conservadores y acérrimos críticos del cambio de sexo, la educación sexual y el aborto.
El ganador sucederá a Horacio Cartes, un magnate del tabaco que entregará el mando el 15 de agosto para un período de cinco años sin posibilidad de reelección.
Ambos candidatos dieron a conocer propuestas de gobierno similares con énfasis en la necesidad de captar inversiones extranjeras para generar empleo en un país que pese a haber sido en los últimos años uno de los que más creció en la región tiene una tasa de pobreza de 28.9% y un desempleo de 8.3%, según la estatal Dirección de Estadísticas y Censo.
De acuerdo con la organización no gubernamental Oxfam Intermón en Paraguay, cuya economía está basada en la actividad agropecuaria, el 2% de los propietarios acumula el 80% de las tierras.
Los dos candidatos también adhirieron a los programas de ProVida, una organización no gubernamental apoyada por la Iglesia católica que se opone al cambio de sexo, la igualdad de género, la educación sexual en las escuelas y la interrupción del embarazo. En Paraguay el aborto sólo está permitido cuando existe riesgo para la vida de la mujer gestante.
Sin embargo, sobre el final de la campaña electoral Abdo Benítez manifestó que “la garantía de un buen gobierno es tener a mujeres como compañeras de trabajo”.


COMENTARIOS