Parroquias organizan festividades navideñas en los barrios

Dibujo

El mundo cristiano celebra cada año la Navidad, que es el nacimiento del niño Jesús. Con ese fin organiza diversas actividades e involucra a los barrios en las festividades navideñas.
Cristo Rey y Capotillo, en el Distrito Nacional, son dos sectores donde la tradición tiene mucho arraigo.
En ambas comunidades la participación de la gente es un derroche de entusiasmo, al ritmo de aguinaldos y villancicos.
El sacerdote Francisco Cordero, párroco de Cristo Rey, explica las actividades que impulsa la parroquia.
En efecto, destaca las cenas navideñas para cientos de personas, incluidos niños, mendigos y ancianos.
Además, misas, presentación de grupos artísticos y religiosos, la novena y la celebración del nacimiento del niño Jesús, con villancicos y aguinaldos interpretados por un grupo de Bellas Artes.
Explica que un gran aguinaldo recorre las calles de la barriada con un camión iluminado que transporta al coro que ameniza la actividad.
A medida que desfila la comparsa, con sus atractivos navideños, la gente se va integrando alrededor del camión y hace el recorrido.
El padre Cordero anhela que los jóvenes participen en las festividades organizadas por la Iglesia Católica.
Asimismo aspira a una “sociedad sin corrupción, sin crimen, y con valores que florezcan y se cultiven”.
Cordero señala las principales carencias del sector: exiguas oportunidades de trabajo, mientras aumenta la delincuencia.
Las procesiones desarrolladas en la barriada sirven también para evangelizar y promover la fe cristiana.
En Capotillo, el sacerdote Nelson Medina también desarrolla diversas actividades, como es ya una tradición en ese sector capitaleño.
En efecto, destaca que lleva varias semanas celebrando cenas y encuentros con niños, jóvenes y ancianos.
Aunque lleva poco más de dos meses en Capotillo, le preocupan la delincuencia y el crimen.
Así pues, denuncia con impotencia que hace pocos días unos desconocidos penetraron en el día a la cafetería del colegio Santo Cura de Ars y robaron más de seis mil pesos que encontraron en efectivo.
Además de que burlaron la seguridad del lugar, los delincuentes buscaron en otras áreas del recinto y removieron las pertenencias dejadas por los niños que estudian allí, pero no pudieron llevarse nada más que el dinero.
Debido a la situación de inseguridad, las misas se celebran más temprano que en otras parroquias.
Aunque resalta el fervor religioso de los residentes en la barriada, percibe que la difícil situación económica ha mermado el entusiasmo de muchos feligreses.
Puso como ejemplo que antes los envejecientes participaban bastante, y que ahora los jóvenes son los que están más involucrados.
El cura ejercía antes en Sabana Perdida y sustituye a Abraham Apolinario como párroco de Capotillo.
Narra que la Iglesia desarrolla programas en beneficio de los más pobres, con alimentos y ropas.
También señala que la parroquia recogió ayuda para las familias afectadas por las inundaciones en la región Norte.
El sacerdote detalla el itinerario de estos días: hoy, misa de Nochebuena a las 6:00 de la tarde; mañana, misa a las 10:00 de la mañana y convoca a toda la feligresía a que acuda con entusiasmo.


COMENTARIOS