Partidos esperan 2018 sea año del fin de la impunidad en RD

Max Puig, de Alianza por la Democracia (APD), y Minou Tavárez Mirabal, de Opción Democrática (OD).

El presidente de la Alianza por la Democracia (APD), Max Puig, y Minou Tavárez Mirabal, de Opción Democrática (OD), cifran sus esperanzas en que el 2018 será el año del fin de la impunidad, tras destacar que ha habido un despertar de la población y un deseo de enfrentar la corrupción y que los responsables de hechos dolosos vayan a prisión.
Entrevistados de manera separada, los dirigentes políticos consideran que habrá el próximo año un crecimiento y fortalecimiento de los partidos emergentes, producto del desencanto de la gente ante el desgaste de la presente gestión gubernamental, donde impera, según dijeron, el autoritarismo.
Puig y Tavárez Mirabal expresaron que las manifestaciones de la sociedad civil durante este 2017, a través de la Marcha Verde, constituyen una muestra de que la gente está hastiada de la corrupción y la impunidad.

De su lado, la exdiputada
considera que este debe ser el año en el que comiencen a crecer las alternativas políticas diferentes a las tradicionales.

En otro orden, al referirse al futuro inmediato de su organización, la dirigente espera que sea reconocida por la Junta Central Electoral (JCE).

“Esperamos que se reconozca Opción Democrática, porque somos una realidad y estamos recorriendo y trabajando en todo el país”, precisó.
Recordó que por una “maldad” o retaliación de los pasados miembros de la Junta, se les negó el derecho a ser reconocidos como organización política.
“Nuestra organización está creciendo y ha seguido fortaleciéndose, razón por la cual necesitamos que se haga justicia; nos negaron ese derecho en una acción de retaliación”, recalcó.
Decepción. Según el líder político Max Puig, es cada día mayor el desencanto de la población ante la actividad política.
Por primera vez en toda la historia de las encuestas en República Dominicana, la mayor parte de los dominicanos dice que no simpatiza con ningún partido de los tradicionales.
Esto, dijo Puig facilita el crecimiento de los emergentes, no solo en el país, sino en todos los países de la región. “Este ha sido un año muy importante por el desarrollo democrático del pueblo dominicano”, recalcó, tras agregar que después de mucho tiempo de indiferencia a los problemas colectivos, se observa un movimiento de gran participación a favor del cese de la impunidad.
Atribuyó este despertar a la pérdida de credibilidad del Gobierno.
Todos los países involucrados en casos de corrupción decaen en el favor publico.
Al referirse a proyectos de leyes de Partidos Políticos y el de Régimen Electoral, Puig considera que deben ser aprobados, tras advertir que podría suceder lo mismo que en Honduras.


COMENTARIOS