Pasando de ruido a música para los oídos de tu cliente

David Díaz.

Carteles, emisoras de radio, la TV, celulares y tabletas, todos estos elementos están cargados de publicidad 24 horas, 7 días a la semana, lo que se traduce en que cada uno de nosotros en promedio es impactado por 3,000 anuncios publicitarios cada día.

Nuestros hábitos diarios han creado el escenario perfecto para ser el blanco de publicidad por todos los medios posibles, nos levantamos y revisamos el celular para ver que paso mientras dormíamos, de camino al trabajo escuchamos la radio y en el trabajo de ves en cuando le echamos un ojo a las redes sociales (no mientas tú también lo haces). Entonces habiendo tanta exposición ¿Cómo es que algunas marcas pueden llegar a su público meta?

La solución esta en hacer mercadeo pensado en las personas, durante años los mercadólogos se preocupaban por exponer la mayor cantidad de imágenes publicitarias, pero esta táctica ya no es factible hoy en día y es que los consumidores están cansados de ser atacados por mensajes impersonales y ser percibidos como segmentos demográficos generalizados.

La realidad es que, si nos van a atacar con publicidad, que sea con publicidad que vaya acorde con nuestros intereses (Facebook es muy bueno para eso) y para esto basta con hacer la tarea de investigación, con rasgos como la edad, el sexo, ingresos promediados, tendencias de compra y hábitos sociales, le permiten tener una base robusta para modular su discurso.

Lo que le puede dar el siguiente nivel es la tecnología, programas de CRM (customer relationship managment) le permite obtener un publico ideal para lo que se desea comercializar a través de algoritmos que se nutren de la información previamente almacenada.

La idea es que usted debe de tener claro el momento adecuado para promocionar y tener el discurso adecuado a emitir y para esto se necesita investigar, no basarse en asunciones o generalidades, cuando se logra esto entonces, podremos transmitir un mensaje de valor que nuestro público meta estará dispuesto a escuchar porque se le esta diciendo lo que el esta interesado en oír, ahí esta la diferencia entre la música.


COMENTARIOS