Pasantía de Postgrado: conveniencia de su eliminación

Dr. Nelson  Rodríguez Monegro.
Dr. Nelson Rodríguez Monegro.

En día pasado hablaba de la necesidad de eliminar la Pasantía de Ley, igual debe hacerse con la Pasantía de Postgrado, algo que no es por ley, que no es obligatoria, además que se presta para distorsiones.
Para el Colegio Médico es una conquista gremial. Con ello se busca que los médicos que recién terminan su especialidad puedan encontrar un puesto en la Red Pública, por un año, en el caso de los residentes de hospitales del antiguo Instituto Dominicano del Seguro Social (IDSS), por dos años.
¿Qué irregularidades se producen con la pasantía de postgrado? Primero, al no ser obligatoria se le otorga a unos y a otros no, esto genera todo un movimiento de tráfico de influencia, de manejo politiquero, con alta discrecionalidad, hasta de prácticas corruptas, pues no existe una normativa que la regule. Segundo, los médicos no quieren ir donde se necesita, y, si aceptan, entienden que deben ir dos o tres días a la semana. Tercero, cuando se termina el año, todos quieren seguir. Aquí entran de nuevo varias consideraciones: si realmente se necesitan en ese hospital, si su rendimiento ha sido bueno, los niveles de afectividad o familiaridad con la dirección, de modo que hay pasantes que al terminar el primer año se van y otros pueden durar varios años, algo discriminatorio.
En el caso de los especialistas egresados de los hospitales del antiguo IDSS, les corresponde dos años de pasantía de postgrado (otra distorsión), en estos no había una lógica de distribución, por lo cual ellos mismos decidían dónde iban, y, desde luego, la mayoría se quedaba en los hospitales del Gran Santo Domingo y ciudades cercanas; lo que explica la alta concentración de especialistas en unos y su carencia en otros, con jornadas de trabajo de dos o tres días a la semana y horario recortado, por lo regular.
¿Qué debe hacerse? Consideramos que al igual que la pasantía de ley esta debe eliminarse. Esto debe ser parte integral de otras medidas: Hacer un levantamiento de las necesidades reales de las diversas especialidades, una vez se haya establecido la cartera de servicios de acuerdo al nivel de complejidad de los establecimientos (Hospital Municipal, Provincial, Regional, Especializado, de Referencia Nacional, Centros de Primer Nivel de Atención), inducir la distribución equitativa de los mismos en las diferentes regiones, como parte de una política de recursos humanos, con salarios justos y sus incentivos, entre otras.
Como hay médicos pasantes de postgrado que tienen varios años, podría considerarse fijar a los que tienen tres o más años, previa valoración de su necesidad y desempeño.
Todas estas modificaciones que proponemos entran en el proceso necesario de transformación del Sistema Asistencial Público, y de la Reforma del Sector Salud. Es imprescindible la reorganización de los recursos humanos, su clasificación, su óptima distribución, justa retribución, y los demás componentes de política de RRHH, dentro de una lógica y racionalidad.
En la próxima entrega les hablaré, de manera práctica, de los beneficios concretos para los profesionales médicos y el sistema asistencial, de la eliminación de ambas pasantías junto a otras medidas.