Pastora sepultada con elogios

Momento en el que le rinden guardia de honor a Mirita Robles.

SAN PEDRO DE MACORIS. En medio de gran tristeza fueron sepultados ayer los restos de la pastora Miriam Robles (Mirita), quien falleció a los 79 años cerca de las 6:00 de la mañana del pasado sábado en su residencia.
El cuerpo de la pastora Robles, quien estaba aquejada de males de salud, fue velado a partir de las 4:00 de la tarde del domingo en la Iglesia Círculo de Oración, donde pastoreaba y se estuvieron efectuando cultos de adoración y exaltación a Dios hasta las 4:00 de la tarde de ayer cuando fue sepultada en la Necrópolis San Pedro de esta ciudad.
Familiares, funcionarios, líderes evangélicos y personalidades de los diversos puntos del país participaron en los actos fúnebres para despedir el cuerpo de la pastora Mirita, quien dejó un legado en su familia y la sociedad petromacorisana, entre ellos el superintendente del Concilio de las Asambleas de Dios, Nélsido Borg Cedeño, el evangelista Ezequiel Molina Rosario, los pastores Germán Belliard, Leida Morales de Belliard, Andrés Mejía y Juana Santana de Mejía.
Su vida. Miriam Robles nació el 16 de mayo de 1938 en San Pedro de Macorís, hija de Carlos Antonio Williams y Leonor Robles. Entregó su vida al Señor Jesucristo en 1954 a los 18 años y el 30 de marzo de 1963 contrajo matrimonio con el escritor Pedro Julio Tejera.
Con esta unión procreó cinco hijos, Francia Esmirna, Loida Esther, Pedro Julio, Rebeca Elizabeth y Ruth Keila Tejera Robles, de los cuales recibió 12 nietos.


COMENTARIOS