Paz social, amor al prójimo y sociedad

Mercedes Castillo

Paz social y amor al prójimo es exactamente lo que necesita la sociedad dominicana y el mundo en estos momentos.Es decir, en donde el norte de la sociedad sea lograr la equidad social, el respeto a las normas, a las buenas costumbres  y maneras para una sana convivencia humana;  impartir justicia, respetar la Constitución y las leyes, aprecio por el ser humano, por la gente. La inobservancia a esos aspectos conducen al desastre social vivimos.

La equidad social tiene como fundamento eliminar las barreras sociales, culturales, económicas y políticas existentes que conllevan a la exclusión y desigualdad. No hay forma de construir  paz social con un modelo desigual y excluyente.

La paz social es un imperativo permanente del ser humano, más cuando  existe una ola  de violencia indetenible en la sociedad, por razones multifactoriales. La gente necesita vivir en un ambiente de seguridad y protección social y económica. Necesita de ese alimento espiritual y material.

Requiere respeto a la condición humana, solidaridad, humanidad, orden, disciplina, seguridad, tranquilidad, justicia, sentirse respetado por quienes lo representan. Precisa de un empleo decente o forma para ganarse el sustento de su familia y el suyo propio, para satisfacer sus necesidades básicas de existencia. Necesita también, vivir en un entorno familiar, escolar, institucional, comunitario y nacional en donde se respire y practique el amor al prójimo.

La gente, el ser humano es lo más importante que posee el mundo, la humanidad. Justo para el ser humano es que se hacen todas las cosas. Realmente, debe ser el centro de todas las cosas, es decir, el sujeto en quien los estados deben centrar la atención de su accionar, y, no en intereses particulares y en cosas.

Lastimosamente, al ser humano lo han convertido en un objeto social, y no en el sujeto principal de la sociedad. El ser humano es una cosa más, un número que se usade acuerdo a la conveniencia de quienes gobiernan. Definitivamente, por ese camino seguiremos destruyendo. Paz social y amor al prójimo debe ser el objetivo de los gobiernos y de todos/as los seres humanos.