PC deplora sentencia

POR GERMAN MARTE
Participación Ciudadana deploró ayer la decisión de la Suprema Corte de Justicia de desestimar el recurso de inconstitucionalidad incoado por varias organizaciones contra la Ley de Migración. En cambio, la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) consideró que la sentencia  resuelve un debate de larga data en la República Dominicana respecto a la nacionalidad de los hijos de inmigrantes ilegales.  

De acuerdo con el coordinador de Participación Ciudadana, Luís Scheker Ortiz, el acta de nacimiento es una credencial de todo ser humano y ninguna persona debe estar indocumentada, ni arrastrar la culpa de sus padres, por lo que tiene justificación que no se les entreguen actas de nacimiento a los niños de inmigrantes que residan en República Dominicana, sean estos ilegales o no.

Scheker Ortiz dijo que si la política migratoria no ha sido suficiente para detectar y repatriar –como puede hacerlo- a aquel extranjero residente en territorio nacional de manera ilegal, no se debe hacer que sus hijos de paguen por eso.  “Sus actas de nacimiento les debe ser provistas y deben estar matriculados en las escuelas”  De su lado el vicepresidente ejecutivo de FINJUS saludó la sentencia de la Suprema Corte de Justicia que declara conforme a la Constitución una serie de disposiciones de la Ley 285-04 de Migración.

Servio Tulio Castaños Guzmán consideró que la sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia tiene un carácter trascendental, ya que resuelve un debate de larga data en la República Dominicana respecto a la nacionalidad, específicamente el concerniente a la nacionalidad de los hijos de inmigrantes ilegales. 

“Ante la delicada situación que existe en la actualidad entre la República Dominicana y Haití, la jurisprudencia establecida por nuestro más alto tribunal debe servir como punto de referencia para poder articular de manera clara y precisa una verdadera política migratoria en función del interés nacional”, afirmó Castaños Guzmán.