Pediatras ven las emergencias abarrotadas niños con fiebre

Doctor Edgar Allan Vargas, presidente Sociedad de Pediatría

Las emergencias de los hospitales públicos y clínicas privadas, así como las consultas pediátricas, están repletas de niños con síntomas de virus circulantes que se expresa en malestar general, fiebre, cefalea, náuseas, vómitos y, un dato importante, dolor en las pantorrillas.
Así lo aseguró ayer el doctor Edgar Allan Vargas, presidente de la Sociedad Dominicana de Pediatría.
Vargas dijo que estos síntomas se asocian al virus de influenza, el cual produce, entre otras cosas, mialgia o dolor intenso, que en ocasiones se confunde con el producido por otras enfermedades como la chikungunya y las leptospirosis.
La Dirección General de Epidemiología asegura que desde la semana 19 hasta la 21 se han notificado 43,772 episodios de enfermedad febril respiratoria, de vías altas y 8,738 afecciones de las vías respiratorias bajas.
Durante las últimas cuatro semanas, se reportaron 181,273 afecciones respiratorias y 36,779 episodios de vías altas y bajase.
Asimismo, desde la semana cinco ha predominado la circulación del virus Influenza A H1N1 pdm09, no obstante en las últimas cuatro semanas la positividad de las muestras para virus respiratorios ha sido baja, identificándose la co-circulación de Influenza B. Todas estas afecciones respiratorias se han visto agravadas por los cambios de temperatura, el aumento del calor del verano y la presencia de contaminación por el polvo procedente del desierto del Sahara, que aumenta la frecuencia de síntomas en niños asmáticos y atópicos, dijo el pediatra.
Los lactantes El presidente de la Sociedad de Pediatría dijo que se presentan más episodios de asma y afecciones de la piel, aumento de lactantes con dificultad respiratoria por bronquiolitis y procesos catarrales con manifestaciones oculares.
Asimismo, afecciones gastroentéricas y faríngeas en los que pueden estar involucrados los virus de influenza y adenovirus.
El pediatra aseguró que en los últimos días se observa que los más afectados son los escolares y los adolescentes, pudiendo haber bajado la incidencia en los lactantes.
Allan Vargas dijo que como en todo proceso febril que acompaña la virosis respiratoria, “es importante recalcar que no debemos bajar la guardia en la vigilancia contra el dengue y otras infecciones virales que llegan por esa vía”.


COMENTARIOS