Perforadoras de México pactan primera asociación sin Pemex

Una perforadora de petróleo

Dos perforadoras mexicanas han firmado el primer contrato de explotación en el sector petrolero de México que no incluye a la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).
Jaguar Exploración y Producción acordó vender una participación del 50 por ciento en tres bloques terrestres en los estados de Tabasco y Veracruz a Vista Oil & Gas por US$37,5 millones, más pagos de contingencia si los precios del petróleo suben a más de US$65 el barril en los próximos dos años.
Vista, el primer productor de crudo cotizado de México después de una oferta pública de US$650 millones el año pasado, pagará y operará dos de los bloques que ya están en producción, mientras que Jaguar seguirá operando el tercer bloque exploratorio.

El acuerdo ayudará a Vista a posicionarse en México, dijo su máximo ejecutivo, Miguel Galuccio, ex responsable de YPF SA y arquitecto del auge del petróleo no convencional en Argentina. Galuccio, que ya conoce las áreas que Vista operará en Tabasco por su experiencia previa como ejecutivo de Schlumberger, dijo que los bloques tienen mucho potencial.
El ejecutivo manifestó que este año se van a realizar muchos estudios, y el próximo año se perforarán ocho pozos.

Jaguar, una subsidiaria del Grupo Topaz de México, ganó los bloques el año pasado en rondas de licitación. Compartir la carga financiera del desarrollo de los bloques permitirá a Jaguar “crecer y participar en otras rondas”, dijo Dionisio Garza Medina, fundador de Grupo Topaz.

Jaguar participará en la próxima subasta en tierras de México que tendrá lugar en septiembre, dijo Medina, la cual podría ser una de las últimas si el candidato Andrés Manuel López Obrador gana las elecciones del 1 de julio. El candidato izquierdista, que lidera las encuestas, ha dicho que cancelará los nuevos contratos de petróleo y revisará los que ya han sido adjudicados.
Eso podría hacer que los acuerdos de explotación, en los que la ayuda para el desarrollo de un bloque petrolero se canjea por una participación, sean una de las pocas alternativas para los perforadores de petróleo que quieren entrar en México.

Otras compañías están considerando acuerdos de asociaciones para bloques ganados en subastas en México. La italiana Eni SpA podría vender una participación en el yacimiento de petróleo de 2.000 millones de barriles en la Bahía de Campeche.
Cnooc Ltd. de China también ha dicho que quiere ceder bloques obtenidos en la primera subasta de petróleo en aguas profundas de México en 2016.

Galuccio restó importancia a la inquietud del mercado por una victoria de López Obrador sobre el mercado petrolero.


COMENTARIOS