Periodismo complaciente. ¿Para qué sirve?

Mercedes Castillo.
Mercedes Castillo.

En ocasión de celebrarse el Día Nacional del Periodista, es oportuno que los profesionales del periodismo, el gremio que lo agrupa y representa, las escuelas de periodismo y los propios medios convencionales reflexionen, sigan prestando la debida y obligada atención al impacto y cambios que se registran en el mundo periodístico,y en la sociedad, fruto de la fuerte presencia e influencia de las nuevas tecnologías de la comunicación y del internet como nuevo medio de comunicación y a las redes sociales.

Ya los medios convencionales han venido haciendo algunos ajustes, como la complementariedad de la prensa de papel con la digital;es decir, tienen también, su versión digital, por cierto con muchos éxitos, constituyendo este hecho un por ciento considerable para su permanencia en el mercado de los lectores,tanto en los ámbitos informativo, de opinión y de la publicidad.

La fuerza de la prensa de papel, del periódico impreso sigue siendo su profesionalismo,la profundidad y capacidad de contrastación de la información y la ética periodística. Ese es el fundamento de su credibilidad y confianza en la sociedad. Ese es su fuerte, y que siempre será la esencia del buen periodismo, y, a su vez, la gran debilidad del periodismo digital, por supuesto, con la excepción de los diarios digitales dirigidos y hechos por profesionales competentes y responsables del periodismo.

Y es que una gran parte de la publicidad se está colocando en internet,(Google, facebook ,Twitter,YouTube),y, también,una buena parte de la gente usa la prensa online y las redes sociales para informarse, y a la vez opinar e interactuar, fenómeno interesante a tomar en cuenta por la prensa convencional para poder sobrevivir en la era digital.

También es propicio el momento para pasar balance al ejercicio del periodismo.Pues,el periodismo es una de las profesiones de mayor compromiso y responsabilidad social. Es un servicio público a toda la sociedad que debe realizarse en base a la verdad de los hechos y situaciones, llevada a cabo con profesionalismo,decencia y ética profesional.Investigando,contrastando y contextualizando las informaciones.

Ningún medio de comunicación ni periodista profesional, convencional o digital debe prestarse a divulgar noticias ni informaciones falsas, carentes de veracidad.Ese no es su papel en la sociedad. Su rol es de informar, orientar y educar sobre la base de la contrastación de los hechos, hechos que deben ser de interés público, del interés de la sociedad y de la comunidad.

Los periodistas y los medios tienen el deber y obligación de tratar los temas y problemas relevantes que afectan a la sociedad,a las comunidades y al mundo. Deben ser temas del interés general, no de intereses particulares,interesados en crear corrientes de opinión pública favorables a sus intereses.

Por eso,cuando el periodismo se ejerce para defender intereses determinados se cae en la complacencia, constituyendo una afrenta a la profesión, pues desvirtúa su esencia.No es ético hacerle creer al público que una cosa es la correcta o más correcta,porque le conviene a intereses particulares específicos , en contra de los intereses del país. Ese tipo de ejercicio se lleva a cabo en la sociedad muchas veces por periodistas anti éticos y por gente que están el medio,sin la debida conciencia profesional y ética.Son las llamadas bocinas pagadas, que avergüenzan la sociedad y a la profesión.Son los que representan otros intereses que no son los de la sociedad, sino, de gente o grupos económicos, políticos o delincuenciales.

Ese es el periodismo complaciente, que no le sirve de nada al pueblo, a la sociedad, pero le sirve de mucho a esos intereses no santo.Y eso, debe preocupar a los medios y periodistas serios que aman a esta profesión noble,que sirve de tanto, cuando se ejerce con idoneidad.Enhorabuena.