Perspectivas macro-económicas para este 2018

Ramón Nuñez Ramírez

Varias proyecciones apuntan que la economía dominicana crecerá este año en el entorno del 4.5%-5.1%, con una inflación dentro del rango de la meta del Programa Monetario, con una depreciación del tipo de cambio en línea con la inflación y un buen comportamiento del sector externo gracias al crecimiento de la economía norteamericana, nuestro principal socio comercial, así como también la recuperación de la Unión Europea y la esperada estabilidad en los precios del petróleo.
De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), el PIB de RD aumentará 5.1%, el Programa Monetario del Banco Central estima un crecimiento de 5.5%, en un entorno donde la economía mundial proyecta un crecimiento de 3.1%, la norteamericana 2.5%, la zona Euro 1.9% y el promedio de América Latina y El Caribe 2.6%.
El Programa Monetario “bajo metas de inflación” contempla un rango de 4.0%±1.0% y se proyecta, de forma conservadora, una inflación de 4.0%, basada en la dinamización económica y las proyecciones de los precios del petróleo. En un escenario de esa naturaleza, especialmente por el comportamiento del sector externo, la depreciación del tipo de cambio a finales de diciembre 2018 debería ubicarse en el entorno 3.5%-4.0%, en línea con la inflación, pero como en años anteriores por debajo de la depreciación estimada en el Marco Macroeconómico que sirve de base para elaborar el presupuesto del Estado.
De acuerdo a los estimados del Banco Central, el sector externo tendrá en este 2018 un buen comportamiento, similar al de 2017, con exportaciones totales creciendo a una tasa de 2.5%, hasta alcanzar US$10,336 millones, las importaciones aumentarán 3.8%, como reflejo del dinamismo económico, los ingresos por turismo aumentaran en 8.2%, alcanzando un monto de US$7,857 millones, las remesas en 5.1%, para totalizar US$6,125 millones, mientras la Inversión Extranjera Directa aumentará en 5.1%, hasta alcanzar los US$2,715 millones.
Gracias a ese adecuado comportamiento del sector externo, el déficit en la cuenta corriente de la Balanza de Pagos será apenas de US$667 millones, equivalentes al 0.9% del PIB, el valor nominal más bajo de déficit desde el año 2000, exceptuando 2017 donde las proyecciones apuntan a un déficit equivalente al 0.8% del PIB, mientras las Reservas Internacionales Netas se proyectan en US$6,705 millones a finales de 2018.
Obviamente que este año, que marcará catorce años de crecimiento con estabilidad, y con las proyecciones del crecimiento económico con baja inflación, va a permitir que se reduzca la tasa de desempleo abierto y también se continúe reduciendo la pobreza gracias a las políticas sociales del gobierno y el crédito a las mipymes y el sector agropecuario.


COMENTARIOS