PGR confía Justicia y pruebas irrefutables garantizan condenas

Procurador Jean Rodríguez

El procurador general, Jean Rodríguez, afirmó ayer que no tiene juez favorito para el caso Odebrecht, porque confía en la Justicia y en las irrefutables pruebas que sometió para que todos los encartados en el expediente por los US$92 millones de sobornos, paguen por sus delitos.

Dijo que la recusación hecha por tres de los siete encartados en el caso, contra el juez de la Instrucción Especial, Francisco Ortega, es parte de la estrategia y de las tácticas que usarán sus abogados para tratar de retrasar el proceso y negar las pruebas, “porque para eso les pagan”.
Las solicitudes de inhibición y recusación del magistrado Ortega fueron hechas por las defensas técnicas de los imputados Andrés Bautista García, Conrado Pittaluga Arzeno y Angel Rondón.

“Hay que esperar que ellos hagan su trabajo y utilicen todas las tácticas para tratar de negar hechos y dilatar el proceso, pero, el brazo de la Justicia, señores, llega porque llega. Hagan lo que hagan, el país espera justicia y nosotros seguiremos batallando, presentando y defendiendo nuestra acusación que es bastante fuerte; ahí están los hechos, se describen por sí mismos y no hay forma de tapar el sol con un dedo”, enfatizó el procurador.

Informó que el MP esperará que la SCJ decida sobre la recusación al magistrado Ortega, para entonces opinar sobre la misma.

Reiteró que en el caso Odebrecht “se ha hecho un trabajo como nunca antes y de forma responsable”, y que el pueblo dominicano sabe que los números no le cuadran (a los imputados) y cuánto han violado la ley.

En ese sentido, el jefe del Ministerio Público dijo que su juez favorito se llama justicia. “A él apelamos y con él esperamos tener las condenas que la ley contempla y que todos los dominicanos esperan.
El procurador habló luego de encabezar un acto.


COMENTARIOS