Pide enfrentar la corrupción antes sucedan tragedias

A1

El excandidato presidencial Luis Abinader demandó del Gobierno abandonar su conducta reactiva frente a la corrupción administrativa, para que los casos de corrupción no sean investigados sólo cuando se convierten en escándalos públicos producto de grandes tragedias, o son denunciados en el exterior.
Para Abinader es contraproducente que el Gobierno central no cumpla el conjunto de disposiciones previstas en la Constitución y las leyes, para el establecimiento de todo un sistema de control y supervisión garante, de que los bienes estatales sean administrados con la debida pulcritud y en base a un ordenamiento de la función pública.

En ese sentido, consideró que la destitución del apresado director de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), Manuel Rivas, llega tarde, pues en informaciones periodísticas de hace más de 3 años han sido difundidas versiones sobre supuestos hechos de corrupción en la Omsa.

Además de ello, es conocido que “el Gobierno tiene múltiples servicios de inteligencia o espionaje que le permiten conocer en detalle lo que ocurre en el país, inclusive en las dependencias gubernamentales”.

“Independientemente de que en el atroz asesinato del abogado Yuniol Ramírez continuemos demandando el debido esclarecimiento, no podemos pasar por alto la existencia de un deterioro sistémico de la prevención y la supervisión que debe mantenerse en la gestión pública, para que con tanta frecuencia no seamos testigos de tantos escándalos que tienen su origen en la corrupción y la impunidad que hemos estado viviendo”, precisó el líder político.

Abinader produjo su declaración en la ciudad de Boston, Estados Unidos, donde acompaña a su padre, sometido a una intervención quirúrgica con resultados exitosos. El dirigente político aprovechó su estadía para asistir al lanzamiento del Programa para el Registro de Militantes, Premil, en las ciudades de Providence y Lawrence.


COMENTARIOS