Piden despenalizar el aborto en tres causales: riesgo la vida de la mujer, si es inviable, violación o incesto

Causales aborto

Santo Domingo.-La Federación Internacional de los Derechos Humanos, la Comisión Nacional por los Derechos Humanos y la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres, hicieron un llamado a los miembros del Congreso dominicano a que den trámite de manera pronta y aprueben el proyecto de Código Penal que regula la despenalización del aborto en 3 causales. La adopción e implementación de esta ley permitiría garantizar un mínimo de derechos a la salud y a la dignidad de las mujeres, conforme a los compromisos internacionales de derechos humanos del Estado dominicano.

La Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados se encuentra actualmente analizando el proyecto de reforma al Código que incluye la despenalización del aborto en 3 causales: cuando corre riesgo la vida de la mujer, cuando el embarazo es inviable o cuando es producto de violación o incesto.

Este es solo un primer paso en la defensa de los derechos de las mujeres dominicanas, afirmaron las organizaciones, enfatizando en la importancia de que estas causales entren ya en la reforma al Código Penal y no en un proyecto de ley aparte como algunos diputados lo han planteado, pues esto solo busca enterrar la posibilidad de poder legislar sobre la despenalización parcial del aborto.

“Hace un año el parlamento de Chile, con obstáculos, logró aprobar estas 3 causales. Es hora de que el Congreso dominicano se inscriba en esta tendencia legislativa y aproveche esta oportunidad para  salir  del vergonzoso grupo de países que en Latinoamérica prohíben totalmente el aborto, conformado también por Nicaragua, Honduras, El Salvador y Haití.”Señaló Juan Francisco Soto, Vicepresidente de la FIDH y Director de CALDH- Guatemala.

La criminalización del aborto en todas las circunstancias profundiza la discriminación en contra de las mujeres más pobres que no pueden salir al extranjero para beneficiarse de servicios de aborto legal y seguro. Su prohibición absoluta empuja a  que las mujeres recurran a otros mecanismos clandestinos y muchas veces extremos para abortar, poniendo en peligro su salud y vida. República Dominicana mantiene en la región uno de los más altos índices de mortalidad materna.

La FIDH y la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres recuerdan que el  Comité de Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer – CEDAW, desde 2013 recomendó: la despenalización pronta del aborto en caso de que la vida de la madre se vea amenazada, y en otros como la violación, el incesto y la malformación grave del feto.

Para nuestras organizaciones resulta alentador que el presidente Danilo Medina haya manifestado su apoyo a las excepciones, así como también una parte del Congreso y la gran mayoría de la sociedad dominicana. Según una reciente encuesta de junio 2018, 79% de personas consultadas está de acuerdo en que el aborto no sea criminalizado cuando la vida o salud de las mujeres están en riesgo; el 76% cuando el embarazo no tiene probabilidades de vida fuera del útero de la mujer; y un 67% cuando el embarazo es producto de violación o incesto.

“Nuestra lucha por un Código Penal que regule el derecho al aborto como un asunto de salud pública y seguridad no se detiene, estas causales son un primer paso hacia una legislación moderna que proteja la vida, salud y dignidad de las mujeres” agregó Virtudes de la Rosa, co-coordinadora de la Coalición por los Derechos y la Vida de las Mujeres.