Piden evitar que las ARS promuevan los monopolios

4D_Economía_13_3,p01

La Fundación por los Derechos del Consumidor (Fundecon) pidió al Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) y la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) tomar las medidas de lugar para evitar que desde la Asociación de Administradoras de Riesgos de Salud (ADARS) se promueva la creación de grupos monopólicos que se lucran a la sombra de constituirse en monopolios que contradicen el artículo 50 de la Constitución,
Consideró que el comunicado publicado por la ADARS, en el que dice que la Ley 87-01 establece que las ARS deben trabajar con una red de prestadoras de servicios, aparte de que incurre en un grave error en su primer párrafo, al citar en forma incorrecta el artículo 148 de la señalada ley, no implica que estas de erijan en grupos monopólicos en la prestación de los servicios de salud.

La organización de defensa de los derechos de consumidores y usuarios advirtió que el artículo 148 de la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), no se refiere al denominado Plan de Servicios de Salud (PDSS), sino al Plan Básico de Salud (PBS).
Precisó que el PBS al cabo de 17 años de vigencia de la ley no se ha puesto a funcionar, puesto que el PDSS fue un engendro aprobado en violación a la ley en 2006, en procura de luego poner en vigencia el PBS, lo cual nunca se ha hecho.
La misión. Fundecom manifestó que el hecho es que el artículo 148 de la Ley 87-01 se refiera a que las ARS tienen, entre otras, la misión de coordinar la red de proveedores de servicios de salud (PSS) para maximizar su capacidad resolutiva y contratar y pagar en forma regular a los proveedores de servicios de salud (PSS).
Precisó que eso no impide que las recetas que emiten médicos que no pertenezcan a su red tengan que ser validadas en las farmacias al ir a realizar compras, o que monopolicen la contratación de laboratorios clínicos para controlar los análisis que deban hacerse sus afiliados, ya que eso choca directamente con el artículo 50 de la Constitución.