Piden investigar la venta del Banco Providencial

A1

El expresidente del desaparecido Banco Providencial, general (r) Iván Hernández Oleaga, acusó a la Superintendencia de Bancos de vender de manera irregular su banco a unos venezolanos.
Hernández Oleaga, exsecretario de las Fuerzas Armadas acusado de fraude y violación a la Ley Monetaria y Financiera, aseguró que ellos ya tenían acordada la venta con los venezolanos y que incluso se habían puesto de acuerdo en los pagos, pero que la Superintendencia le dijo que él ya no vendería el banco, y lo vendieron ellos.
Dice que misteriosamente el banco fue vendido en un tiempo récord, en 48 horas, y por debajo del precio.
Explicó además que en solo unos días se lo autorizaron como banco múltiple, cuando eso es un proceso que se toma años, violando todos los procedimientos que dice la Ley Monetaria y Financiera.
“Ellos tienen que aclarar ante la opinión pública y aquí en los tribunales a qué se debe un acto tan bochornoso como ese”, dijo.
Aseguró que la Superintendencia de Bancos se ha dedicado a pagar programas de radio y televisión, comprando opinión, con el dinero de los contribuyentes para tapar el acto deshonesto y opaco de la venta.
Explica que cuando se ha solicitado información sobre ese proceso, lo que dicen es que se amparan en el secreto bancario.
Vaca muerta. Según Hernández Oleaga, en la actualidad ese banco está por encima de los 30 mil dólares y en cambio fue vendido por 7 millones de pesos, a unas personas que ellos mismos les presentaron.
“Yo no sé si fue para apropiarse de mi banco o para favorecer a unos venezolanos”, expresó el exejecutivo.
Dice que fue el propio superintendente de bancos, Luis Armando Asunción Álvarez, que les recomendó a esos venezolanos.
“Esto es como un iceberg donde solo se ve la cara arriba, y lo que hay debajo no se conoce, que es la arbitrariedad y el abuso de autoridad cometido por la Superintendencia de Bancos”, criticó.
“Sin embargo, lo que me dijeron a mí fue, usted ya no le va a vender el banco a los venezolanos. Usted va a entregarnos el banco a nosotros” relató que le dijeron en la SIB.
Hernández Oleaga habló a su salida de la audiencia preliminar, por el caso que se le sigue a este a sus hijos Iván Aquiles Hernández Oleaga, y sus hijos Aquiles e Ivette Hernández Bona.
La vista fue aplazada por la magistrada Keila Pérez, presidenta del Primer Juzgado de Instrucción para el 2 de febrero. El reenvío se produjo para garantizar el derecho de defensa a Iván Hernández Bona, quien cambió de abogado. Antes era asistido por un defensor público.


COMENTARIOS