Piden justicia contra acusados violar menor Jimaní

UBALDO GUZMAN GUZMÁN
[email protected]
La Colectiva Mujer y Salud y familiares de una menor de 12 años, violada durante dos días por siete sujetos en el municipio de Mella, Independencia, criticaron ayer que la justicia haya puesto en libertad al único acusado que guardaba prisión.

 El hecho ocurrió el 21 de febrero del año pasado y el jueves los jueces del tribunal de Jimaní, integrado por Juan Francisco Carvajal, Nicio Antonio Medina Figuereo y Alejandro Montilla Ramírez, pusieron en libertad al único agresor que guardaba prisión, Ernesto Pérez, alias Meneo.

Los demás acusados de  la violación son, además de Meneo, Juan Carlos Cuevas, Tirson Vásquez Mancebo, alias Chita o Patricio, dos mudos Guandul y Chinito, así como el hijo de Villita.

La violada, huérfana de padres, fue encontrada desangrándose, golpeada y mordida  por la pastora Miguelina Cuevas, quien la llevó  a la jueza de paz de Mella, de ahí al hospital de Duvergé y luego al hospital de Jimaní.

El   médico legista del  centro la devolvió  al fiscal para que diera  la orden para la evaluación médico-legal.

Posteriormente fue enviada al hospital para hacerle la evaluación y de ahí vuelve al fiscal, quien con el certificado médico la mandó a la jueza de menores, donde fue sometida a un interrogatorio. Luego de desmayarse fue trasladada al hospital de Duvergé, donde permaneció siete días.

Las investigaciones de la Colectiva Mujer y Salud determinaron que una  hermanita de cinco años había sido también violada, pero el caso quedó impune.

La directora ejecutiva  de Colectiva Mujer y Salud, Sergia Galán,   dijo que  apelaran la sentencia emitida por el tribunal colegiado que alegó  se violaron los derechos constitucionales del agresor.

Rosa Gómez de Fernández, tía de la menor,  dijo que los  delincuentes residen en la comunidad y que sólo Dios sabrá si la menor violada se reintegrará a la sociedad.

“Ha habido un contubernio con los fiscales, los jueces de Jimaní. Uno de los implicados  en el caso (Chita) se escapó del cuartel policial por un hoyo que no cabe un gato”,  señaló.