Planificación agrícola vía el crédito bancario

Frank Tejada Cabrera.

El Gobierno podría comenzar la planificación agrícola indicativa vía el crédito bancario. Sugerí lo mismo en mi libro Crédito Agrícola y Seguro Agropecuario, porque el FIDE, ubicado en el Banco Central, otorgaba el 25% de los préstamos agropecuarios a largo plazo. Al 2018, casi no hay programas al crédito a largo plazo, para apoyar la cultura a las exportaciones.
Existe la posibilidad de reestructurar el agro dominicano e iniciar un proceso de planificación agrícola, vía el Crédito Bancario, simplemente si el Ministerio de Economía, conjuntamente con los Ministerios, de Agricultura, Medio Ambiente e Industria y Comercio realicen un proceso de planificación del sector, utilizando el Crédito Bancario como instrumento de programación.
En ese sentido, cuando el Poder Ejecutivo reciba el Plan de Planificación, solicitaría al Banco Central que someta a la Junta Monetaria, para que planifique la programación crediticia y el sistema bancario del país cumpliría con las disposiciones de la Junta Monetaria y así, todos los préstamos al agro se ejecutarían, teniendo como guía el Plan Nacional de Planificación del Sector Agrario. De esa manera, anualmente el Banco Central prepararía todos los años la programación crediticia, utilizando el financiamiento agropecuario, para que los préstamos al agro se hagan dentro del sistema de planificación indicativa, donde una Unidad Supervisora, creada en el Banco Central, vigilaría la ejecución de la programación crediticia en los bancos participantes, con la colaboración de la Superintendencia de Bancos.
De esa manera, la programación de política crediticia estaría orientada, para que los préstamos al agro en un 50% irían al crédito de las exportaciones y el otro 50%, sería para la producción nacional. En la resolución de la Junta Monetaria, la banca privada y estatal, dentro de la planificación indicativa de los préstamos que irían a otorgar, se harían dentro de los lineamientos de la guía de política crediticia aprobada por la Junta Monetaria. Para ejecutar el plan, el Ministerio de Hacienda tendría que crear un fondo en el Banco Central con un préstamo del BID, para que la banca privada y estatal, puedan hacer una programación anual de los préstamos a otorgar y dentro de estos, qué porcentaje serían préstamos a largo plazo.
De la programación de cada banco se determinaría el porcentaje que iría a largo plazo y esa parte recibiría una línea de crédito del Banco Central, avanzando un 15% del total de la línea a cada banco y a medida que se iría ejecutando, la Unidad Supervisora daría el visto bueno de la ejecución, si está bien, el Banco Central automáticamente repondría la línea de crédito del 15% al banco ejecutor.
Además, sugiero al presidente autorizar la reforma del sector agrícola, la cual implicaría entre otros trabajos, que el sector agrario dominicano necesitaría con urgencia una reforma institucional del sistema organizativo, en vista de que la Ley Orgánica del Ministerio de Agricultura es del 08/09/1965 y está obsoleta, lo mismo el INDRHI, Banco Agrícola, etc. Tendríamos que modernizar el sector agrícola, para poder competir en el DR-CAFTA y la EPA.