PLD inicia año atrapado crisis por diferencias Danilo-Leonel

A1

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) inicia el año 2018 atrapado en una crisis en la que no se vislumbra una salida a corto plazo, producto de las diferencias entre danilistas y leonelistas.
La situación se extiende y afecta a todo el sistema partidario, ya que esto mantiene estancados los proyectos de ley de Partidos y Agrupaciones Políticas y el de Régimen Electoral.
Pasada las festividades navideñas, no se habla de la posibilidad de convocatoria del Comité Político, máximo organismo de dirección de la organización oficialista.
Uno de los puntos de mayor disidencia es la inclusión en el proyecto de Partidos de la celebración de primarias abiertas y simultáneas para escoger los candidatos, postura que defiende el presidente Danilo Medina, pero que adversa el expresidente Leonel Fernández, quien apoya las primarias cerradas, es decir con el padrón de la organización política y no con el de la Junta Central Electoral (JCE).
En su última reunión, el 2 de octubre del año pasado, acordaron conformar un equipo de juristas para analizar cuál propuesta se apegaba a la Constitución, pero a la fecha no se han podido poner de acuerdo a tales fines.
En esa convocatoria participaron 31 de los 35 miembros del organismo.
Enviaron excusas Abel Martínez Durán, Lucía (Yomaira) Medina, César Pina Toribio y José Joaquín Bidó Medina.
Bulto mediático. En el Congreso estuvo muy activa la comisión bicameral que tenía a su cargo el estudio del proyecto, encabezada por el senador oficialista Arístides Victoria Yeb, sin embargo, en octubre, los congresistas fueron obligados a frenar su ímpetu al producirse el tranque.
El propio presidente de la comisión informó que dejarían el proyecto sobre la mesa hasta tanto lograran un consenso.
Vigilantes. En esta ocasión los leonelistas no están por dejarse hacer “capú y no te abajes” y siguen en acción por la defensa de lo que entienden más conveniente para lograr que su líder sea el candidato para las elecciones de 2020.
En tanto, pese a que en reiteradas ocasiones Danilo Medina ha dicho que ya no volvería a aspirar a la presidencia, lo cierto es que algunos de sus más cercanos colaboradores evaluarían la posibilidad de dejar la brecha abierta.


COMENTARIOS