PLD sin padrón primarias cerradas, dice Amarante

El aspirante a la candidatura presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Carlos Amarante Baret, dijo que esa organización no tiene padrón para realizar unas primarias cerradas, lo que se suma al temor de sectores internos a las primarias abiertas. Hoy/Fuente Externa 23/9/18

El aspirante a la candidatura presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Carlos Amarante Baret, dijo ayer que esa organización no tiene padrón para unas primarias cerradas, lo que se suma al temor de sectores internos a las primarias abiertas.
Expuso en una nota que en el partido no hay padrón para hacer primarias cerradas. “Yo le llamo padrón de sobaco. La gente anda con su padrón ahí (debajo del brazo) y al final cuando vienen esos procesos vienen los líos. Se llenan las actas, se les ponen votos a gente que no los ha obtenido, el proceso es maleado”.
Dijo que algunos sectores del partido le temen a las primarias abiertas. “Pero que lo cierto es que no hay porqué temer a un ejercicio democrático”, dijo.

Manifestó que a falta de árbitros, confía en las facultades que tendrá la Junta Central Electoral (JCE) para regular los procesos internos, bajo el amparo de la Ley de Partidos, que a su juicio hará a los partidos más transparentes y democráticos.

En cuanto a sus aspiraciones afirmó que busca concitar el apoyo de sectores próximos al presidente Danilo Medina.
“Pero al mismo tiempo estamos llegando a sectores sociales, económicos, comunitarios, que ven en nuestra propuesta un paso importante para seguir avanzando en el cambio necesario”, dijo al ser entrevistado en el programa Síntesis con Michael Hazim.

Amarante Baret consideró que su partido “no debe tener caudillos y no debe volver atrás porque eso molesta a algunas personas, pero no es un ataque a nadie, es una posición política que tiene que ver con la necesaria renovación que tiene que producirse”.

Aseguró que el país necesita de una cultura de exportación que aumente la generación de divisas por encima de los US$23 mil millones actuales, además de una fuerte política de control migratorio.
“Aquí el que no está en regla, el que no tiene sus papeles, se va”, sostuvo.