PN comprueba abuso en caso de muerto en Herrera

La PN certificó los abusos denunciados contra joven muerto en Herrera.

La Policía Nacional determinó ayer que hubo exceso policial en el caso de Jonathan Santiago Santana, baleado y esposado por dos agentes que le dispararon, lo esposaron y lo dejaron desangrar, en Herrera, Santo Domingo Oeste.
El cabo Joselín Velásquez Santana y el raso Julio Alberto Montero D’Oleo fueron enviados a la Fiscalía del referido municipio, y serán procesados en la Justicia.
En esa misma Fiscalía, los familiares de la víctima se querellaron ayer contra los señalados agentes.
José Santiago García, padre del finado, afirmó que su hijo fue acribillado solo porque se negaba a darles dinero a sus verdugos.
“Nosotros íbamos a comprar una cena para irnos a acostar, y ese policía estaba parado en el medio de la calle pidiéndole dinero a todo el mundo; y como él no quiso darle los 200 pesos, lo empujó del motor y después que estamos en el suelo, él agarra y le da tres tiros y, no obstante, lo amarra de unos hierros para que él se desangre”, narró Marileyda de la Paz, compañera de Santiago Santana y testigo del hecho.
La investigación de la Policía que verificó el acto de barbarie fue desarrollada por el encargado de Asuntos Internos, Héctor García Cuevas.
Los talones de un fugitivo. Una fuente orgánica de la Policía confió a HOY que le pisan los talones al cabo policial Carlos Aquino, acusado de matar a un raso de la misma institución y de herir a su expareja, en el kilómetro 12 de la Carretera Sánchez.
Además de cometer el hecho, Aquino se habría llevado el arma de su víctima.
La misma fuente también reveló que el director general de la institución, Ney Aldrin Bautista Almonte, ordenó un amplio operativo para capturar al hombre que le entró a machetazos a su expareja en Bonao, Monseñor Nouel.
Juan Acosta está acusado de agredir con un machete a Santa Carolina, en un hecho ocurrido el martes en dicha localidad.


COMENTARIOS