Población afiliada al seguro social alcanzaría el 90% en el año 2020

Rafael-Perez-Modesto

El gerente general del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), Rafael Pérez Modesto, dijo hoy que para el año 2020 se proyecta que el 90% de la población este afiliada al Seguro Familiar de Salud (SFS), en los regímenes Contributivo y Subsidiado.

“En junio teníamos el 76 % la cobertura de afiliación, eso nos indica que estamos rompiendo con muchos pronósticos de que no era posible llegar a este nivel de cobertura; se vaticinaba que la seguridad social en términos financieros iba a ser un desastre, que iba a colapsar en el año 2012. Esto no ha sido así. Tenemos proyecciones de aumentar la cobertura gradualmente”, expresó.

El funcionario enfatizó que con algunas medidas tomadas recientemente la afiliación al sistema irá en aumento, y al mismo tiempo se espera que mejore la cobertura en los servicios de salud que se ofrecen.

Indicó que mientras se sigan incorporando afiliados, mejorando las recaudaciones y resolviendo nudos regulatorios como el tema del recargo por mora, evasión y elusión, se seguirán incrementando las prestaciones.

Las evasiones. Pérez Modesto dijo que reconocer personería jurídica y autonomía presupuestaria a la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) y la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados (DIDA), beneficiará a los afiliados, al Sistema Dominicano de Seguridad Social, al país y al CNSS.

Consideró que existe una necesidad de reducir al mínimo las evasiones y elusiones en el pago a la TSS y que la DIDA pueda ejercer su función de orientar y defender a los afiliados de manera más eficaz, lo que se lograría al otorgarle autonomía presupuestaria.

En cuanto a la implementación Atención Primaria en el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), expresó que es necesario su inicio pues contribuirá a reducir el gasto de bolsillo de los afiliados y a la vez con dicha estrategia se tendrá una mayor capacidad resolutiva de los casos de salud que se presenten.

Reiteró la necesidad de realizar una revisión de la Ley 87-01 aplicando las experiencias aprendidas locales e internacionales, ejecutando los ajustes técnicos de lugar para garantizar pensiones dignas para los trabajadores que cotizan actualmente.