POLONIA EL REY Una leyenda de la Serie del Caribe

A1

El pimentoso jugador Luis Polonia, tiene una estupenda actuación en Serie del Caribe, donde figuran en un libro con las letras de oro, es una leyenda.
El veterano jugador Polonia, con 14 participaciones en Serie del Caribe, es el Rey del tradicional clásico que se celebra cada febrero, donde es dueño de varias marcas, lo que demuestra su calidad en el terreno de juego, que le garantiza un lugar especial en el Pabellón de la Fama de la Serie del Caribe. En los últimos años Polonia estuvo como el buen vino, repartiendo cables por todas las bandas de los estadios en los que vio acción en el torneo otoño-invernal dominicano y en los torneos internacionales.
Cuenta en total con 14 actuaciones en la justa en que participan los campeones del béisbol de otoño-invierno de Puerto Rico, Venezuela, México, República Dominicana y Cuba.
Polonia ha sido el dueño y señor de los diferentes clásicos de “La Pequeña Serie Mundial del Caribe”, por la calidad de los jugadores que participan en la justa internacional.
Ha tenido una destacada carrera como jugador en la defensa y bateador designado. Polonia participó en Series del Caribe con su tradicional equipo Aguilas Cibaeñas, además con los Tigres del Licey y los Leones del Escogido, en calidad de refuerzo. En cada una de sus participaciones ha puesto en alto el nombre de la República Dominicana y ha demostrado su calidad con el bate, pues en base a “cables” ha ganado siete títulos de campeón de bateo, cinco con las Aguilas, uno con los Tigres y uno con los Leones. En sus primeras apariciones con los mameyes, dio cátedra de su bateo, pero las Aguilas luchaban y volaban alto en busca de una corona, sin lograr su objetivo. Polonia, nativo de Pueblo Nuevo, un populoso sector de Santiago, desde que pisó un terreno en el tradicional clásico dio muestras de su calidad y le dio señales a los lanzadores de que era un “enemigo” peligroso en cada uno de los partidos. Comenzó su brillante carrera en Serie del Caribe en el torneo de 1986, donde bateó para 333 tras tomar seis turnos. También militó con las Águilas en el clásico de febrero en 1987 con promedio de .257, bateando de 35-9 en la justa.
En 1988, participando como refuerzo con los Leones del Escogido durante la serie celebrada en el país, logró su primer título de campeón en este torneo. En la justa tuvo una actuación baja con un promedio de .176, de 17-3, con un total de cinco carreras anotadas.
El veterano jugador vuelve a la Serie del Caribe con las Aguilas para su cuarta participación, y termina con un pobre promedio de 222 tras batear de 9-2, y remolcó cuatro carreras. Luego en 1996 comienza a demostrar sus cualidades en el clásico celebrado en el país, actuando con las Águilas, y sube el promedio a .333 con ocho imparables en 24 oportunidades, disparando tres dobles y anotando tres carreras. Durante la Serie del Caribe de 1997, Polonia disfruta la primera corona con las Águilas durante la justa celebrada en México.
Tuvo una gran actuación con bateo de 280, con siete imparables en 25 oportunidades, y disparó dos cuadrangulares que fueron clave para el triunfo dominicano.
Los periodistas que cubrieron el evento lo dejaron fuera del equipo “Todos Estrellas”. En esa ocasión las Águilas fueron dirigidas por Mike Quade.
De nuevo asiste al clásico en 1999 y juega con los Tigres del Licey, en San Juan, Puerto Rico, logrando un astronómico bateo de .474 con nueve imparables en 19 oportunidades, con cinco anotadas y dos dobles. Fue su mejor actuación en este clásico.


COMENTARIOS