Por sequía en San Juan de la Maguana y bajo nivel de la presa de Sabaneta, Indrhi restringe siembra de arroz

20_09_2016 HOY_MARTES_200916_ Economía1 E

La fuerte sequía que ha afectado al valle de San Juan de la Maguana y la consecuente reducción del volumen del embalse de la Presa de Sabaneta ha llevado a la dirección ejecutiva del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), restringir la siembra de arroz en esa provincia.

El director de la entidad ingeniero Olgo Fernández aclaró que esa decisión fue informada al ministro de Agricultura Osmar Benítez, al administrador general del Banco Agrícola Carlos Segura Foster y al ministro administrativo de la presidencia licenciado José Ramón Peralta.

Fernández explicó que también le ha hecho saber de la situación por la que atraviesa el valle de San Juan al presidente Danilo Medina, así como a la Junta de Regantes para que estos últimos no se arriesguen a disponer siembras masivas del cereal.

Sin título

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el funcionario del sector agropecuario recordó que el sistema de producción de arroz requiere abundante agua lo cual, con los bajos niveles que tiene el embalse de Sabaneta, el Indrhi no
puede garantizar.

“Hemos realizado varias reuniones con las Juntas de Regantes del área y le hemos planteado la necesidad de que ellos no pueden hacer siembras masivas fundamentalmente del cultivo el arroz que lleva un sistema de riesgo por inundación y no hay agua suficiente para eso“, detalló el director del Indrhi.

Agregó que ese cereal, que es el principal alimento de la dieta de los dominicanos, para su producción exige mucha agua, y el sistema tiene una demanda de entre ocho o nueve metros cúbicos por segundo para todos los cultivos.

Sostuvo que ese metro cúbico del acueducto no se puede racionalizar, y aunque dijo que en los últimos días han caído algunos chubascos en la zona, principalmente en el municipio de Las Matas de Farfán, sin embargo todavía la disponibilidad de agua en la provincia sigue siendo precaria.