Por una Academia de la Lengua crítica, integradora y transparente..

30_01_2016 HOY_SABADO_300116_ ¡Vivir!2 C

Por una Academia Dominicana de la Lengua crítica, integradora y transparente”, es el título de uno de artículos publicados por el doctor Odalís G. Pérez, tras su denuncia realizada por este investigador y miembro de número de la institución, donde externa su rechazo por el reconocimiento al abogado Marino Vinicio Castillo. A partir de entonces […]

Por una Academia Dominicana de la Lengua crítica, integradora y transparente”, es el título de uno de artículos publicados por el doctor Odalís G. Pérez, tras su denuncia realizada por este investigador y miembro de número de la institución, donde externa su rechazo por el reconocimiento al abogado Marino Vinicio Castillo. A partir de entonces se suscitan una serie de cuestionamientos y posibles reformas, expuestas en sus escritos, con preguntas y respuestas que sirven de propuesta a sus observaciones.

Entre estas se encuentra: ¿Cuál es el tipo de Academia Dominicana de la Lengua que desea la ciudadanía cultural de nuestros días? Lo que ha demostrado la crisis del último y “original” Premio de la ADL es que la misma debe ser sometida a un proceso interno de revisión de acciones, funciones, actitudes y prácticas intelectuales de trabajo.

Además, las siguientes: ¿Conoce la sociedad dominicana actual cómo es administrada la ADL? ¿Conoce la ciudadanía cultural el tipo de administración de nuestra dotación económica, institucional y cómo se distribuye la misma? Si nuestro presupuesto se distribuye democráticamente en un trabajo equitativo, la sociedad dominicana y toda la membresía compuesta por académicos y académicas, debe conocer el marco de su utilidad y distribución, pero a la vez la cardinal que gobierna su registro intelectual activo.

Continúa: “Pero para ello necesitamos una revisión institucional de lo que es, para qué sirve y cómo debe operar la ADL. ¿Qué le promete a su sociedad nuestra ADL? ¿Cuáles son los nuevos actores institucionales que sobre la participación científica e instruccional se deben integrar al campo de acción de nuestra academia y sus propósitos de recuperación moral, científica, funcional, lingüística, literaria y cultural?

Expresa que, luego de haber conversado con algunos miembros de número y correspondientes, se ha entendido que “se hace necesario un giro institucional de la ADL sobre bases profesionales, democráticas e instruccionales distintas. Pues la ADL no es un taller de gestión provincial dirigido de forma unidimensional, escolar o propagandístico”.


COMENTARIOS