Posponen para mayo elección presidencial en Venezuela

CARACAS. Organizaciones que respaldan la reelección del presidente venezolano Nicolás Maduro y partidos minoritarios acordaron el jueves postergar para mayo los comicios presidenciales en un intento por apaciguar las críticas por el adelanto las elecciones y la tensión que desató la decisión de la coalición opositora de no participar.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, precisó tras la firma del acuerdo de garantías electorales entre los partidos aliados al gobierno y tres organizaciones minoritarias que las autoridades electorales decidieron mover para el 20 de mayo los comicios presidenciales y realizar de manera simultánea las elecciones de consejos legislativos y municipales, cuyos periodos vencieron el año pasado.

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, uno de los firmantes del documento que recoge los puntos de consenso sobre una serie de garantías electorales, indicó que la decisión es “un acto de ratificación del espíritu democrático de las grandes mayorías de los venezolanos”.

El convenio también contempla que las partes propondrán al secretario general de las Naciones Unidas la conformación de una delegación de acompañamiento y observación de todas las fases del proceso y se garantizará la equidad en el acceso de los candidatos a los medios públicos y privados de comunicación.

También se reubicarán los centros de votación en sus puntos originales, se realizarán auditorías y se reabrirá el registro electoral en Venezuela y en el exterior.

El acuerdo fue firmado por un grupo de partidos pro oficialistas y fuerzas minoritarias que esta semana formalizaron la inscripción de Maduro y el dirigente independiente Henri Falcón para los comicios que inicialmente habían sido fijados para el 22 de abril.

El consultor político Luis Salamanca afirmó que el acuerdo suscrito por el oficialismo y algunas fuerzas minoritarias “no altera” la situación de crisis política debido a que el cambio de la fecha y otras garantías “no representan cambios significativos de las condiciones electorales”.

Salamanca dijo a The Associated Press que mientras las fuerzas opositoras mayoritarias sigan afuera del proceso y no se establezcan condiciones electorales confiables y reconocidas por la comunidad internacional, persistirán las tensiones en el país sudamericano.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que agrupa a una veintena de partidos de la oposición, negó en un mensaje de su cuenta de Twitter que el bloque opositor haya respaldado el acuerdo.

Falcón, un militar retirado disidente del oficialismo, dijo la víspera a una radio local que algunos dirigentes de la alianza se habían reunido con miembros del gobierno para discutir las nuevas garantías electorales.