Precio de productos del agro pueden subir hasta un 200%

ttttt

Se estima que el precio que se paga al productor agropecuario y el precio final para el consumidor, pueden aumentar en promedio hasta un 100%; y en el caso del arroz en períodos críticos pueden llegar a 150 y 200 por ciento.
Esta diferencia de precios entre el que produce y el consumidor final es conocida como márgenes de comercialización y se considera una de las principales causas de distorsión en la formación de los precios nacionales, de acuerdo a un estudio del Programa Mundial de Alimentos (PMA).
Por ejemplo, en el arroz los mayoristas acreditan márgenes comerciales brutos promedio de 100% y en períodos críticos estos pueden llegar a 150% y 200%. Entre los minoristas estos oscilan entre 10% y 20%, estabilizándose en los últimos años en valores de casi 12 por ciento.
Es decir que si el consumidor pagó precios en torno a los RD$19 por libra; el productor recibió cerca de RD$ 9/libra y el mayorista en promedio RD$16/libra, de acuerdo a datos del 2010 a julio del 2017.
Esta diferencia de precios se ve en la mayoría de los productos, aunque con márgenes menos acentuados, que se atribuyen a la intervención de una larga cadena de intermediarios.
En el caso de la habichuela roja, entre 2010 y 2017 también se encuentran diferencias de precios importantes, aunque menos significativas que en el caso del arroz. Los productores recibieron precios entre RD$ 20 y RD$ 30/libra, los mayoristas entre RD$ 28 y RD$ 43/libra, mientas que entre los minoristas predominaron los costos entre RD$ 32 y RD$ 50/libra.
En el mismo período, para el plátano –considerando precios/unidad– también se estiman diferencias de precios significativas, pues los precios al productor se fijan en torno a RD$ 5/unidad, el del mayorista entre RD$8 y RD$ 10/unidad y del minorista cercano a los RD$12/unidad.
En el caso de la carne de pollo, examinando solamente los márgenes de comercialización, se observan valores también importantes en los casos de los mayoristas, pero muy bajos en el caso de los minoristas.
En efecto, los mayoristas registran márgenes promedios de 40 %, pero que en casos críticos, estos márgenes han llegado hasta el 80%, generando nuevamente situaciones de desventaja para el productor primario y los principales beneficios para el mayorista.
El estudio se llama “Análisis de Mercados Relacionados a la Seguridad Alimentaria” revela con estos datos que existe una distribución desigual de los beneficios económicos brutos (sin considerar los costos que implican para cada actor llevar a cabo este proceso comercial).
Indica que estas diferencias de precios terminan afectando al consumidor, lo cual suele acrecentarse en las coyunturas marcadas por las emergencias, dificultando el acceso de la población a este producto, especialmente por parte de los grupos poblacionales más vulnerables.