Preocupa en España que defunciones crecerán más que los nacimientos

2D_Economía_11_3,p01

El descenso de la natalidad y el envejecimiento poblacional provocarán que en España se produzcan más defunciones que nacimientos durante los siguientes 15 años, lo que provocará un saldo vegetativo negativo, como resultado del envejecimiento de la población.
Entre 2018 y 2033 fallecerán más de 6,5 millones de personas, un 14,8% más que en los 15 años previos. En 2032 morirán 471.621 residentes, frente a los 421.269 registrados en 2017.
Pero como se registrará un incremento del saldo migratorio, la población aumentará.
En el año 2033 España contará con 49 millones de habitantes, de los que uno de cada cuatro tendrá 65 años o más, según las ‘Proyecciones de población 2018’, publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En 15 años habrá 12,4 millones de personas en España mayores de 64 años, 3,4 millones más que en la actualidad, lo que supone un incremento del 38,1%. De esta forma, los mayores de 65 años, que actualmente representan el 19,2% del total de la población, alcanzarán en 2033 el 25,2%.
Esto tendría un impacto financiero negativo en el sistema de la seguridad social.

Edad media. La edad media no dejará tampoco de aumentar. La proyección hasta 2068 indica que se elevará desde los 43,4 años actuales, hasta los 49,3 años en 2057, época en la que se estabilizará hasta el final del ciclo.

La población centenaria crecerá. En España hay actualmente 11.248 personas de más de cien años, una cifra que se elevará hasta los 46.390 dentro de 15 años.
La esperanza de vida se incrementará en 2033 hasta los 82,9 años en el caso de los hombres y los 87,7 años para las mujeres. De la misma forma, una mujer que alcanzase la edad de 65 años en 2033 viviría en promedio 24,4 años más, frente a los 23 años de supervivencia actuales. En el caso de los hombres, se incrementaría de 19,1 años a 20,7.
España ganará 2,3 millones de habitantes en los próximos 15 años.
El número de nacimientos continuará reduciéndose hasta 2022, manteniendo la tendencia iniciada en 2009. Sin embargo, a partir de 2023 comenzará a incrementarse, debido a la llegada a la edad fértil de generaciones más numerosas, nacidas a partir de la segunda
En 2033 la cifra anual de nacimientos ascenderá hasta los 304.718, lo que supone un 3,5% más que en la actualidad. Pese a todo, en el total del ciclo se producirán un total de 5,7 millones de nacimientos, lo que supone un 15,8% menos que en los 15 años previos. El proceso de envejecimiento se recrudecerá en los próximos 15 años. De mantenerse la tendencia demográfica actual, la pérdida de población se concentraría en el tramo de edad de entre los 30 y 49 años.