Preocupación por los retirados

Los adultos mayores, en situación de retiro o incapacitados, crecen poblacionalmente constituyendo un sector en aguda marginación de las asistencias que por ley y por justicia deben recibir con el Estado asumiendo responsabilidades. La posibilidad de que en este mismo año funcione un programa de pensiones solidarias con fondos de un eventual presupuesto complementario indicaría una mayor disposición a hacer lo que se debe por la calidad de vida de quienes en el país ya agotaron su rol laboral, sufren invalidez física o mental o sobreviven en precariedad de ingreso y amparo. A los pobres de solemnidad en sentido general. El gasto social debe dirigirse más a quienes no pueden valerse por sí mismos o cuentan poco para el actual esquema de Seguridad Social en materia de salud y en planes de pensiones de escasas expectativas.
La protección universal a los ciudadanos que enferman, sufren accidentes o pasan a retiro es meta perentoria, comenzando por la vigencia plena del régimen subsidiado. Es de orden llevar a las Administradoras de Riesgos de Salud a dar mayor respuesta a la demanda de cobertura de servicios a sus afiliados del régimen Contributivo. Conviene que al exigirles más se combatan las elusiones, evasiones y fraudes que lesionan al sistema. Debería operar un mecanismo sancionador para faltas graves que vayan contra el buen funcionamiento de la Seguridad Social.

Que la autoridad cumpla sus fines

La suspensión de vuelos a la aerolínea Pawa con asiento en Santo Domingo ha trastornado viajes a miles de usuarios; muchos de ellos varados en terminales en el país y en el exterior. Al tiempo que se formulan enérgicas reclamaciones, preocupa la calidad de las operaciones de una empresa atrapada en deudas cuantiosas por impuestos, uso de instalaciones en tierra y costosos mantenimientos imprescindibles para que las aeronaves reúnan condiciones mínimas. Las autoridades de aviación lograron con su profesionalidad que la aeronavegación dominicana recuperara aceptación ante otros países tras años objetada. Toca a esas autoridades dignas de confianza propiciar que Pawa pague lo que debe o se comprometa con algún aval a honrar sus compromisos, garantizando disponibilidad de recursos para las nítidas condiciones de su flota.


COMENTARIOS