Preocúpate por el mantenimiento

Todos los autos requieren de unas labores básicas de mantenimiento. Hay que revisar que todos los componentes se encuentren en perfecto estado de funcionamiento y eventualmente sustituir aquellos que se desgastan con el tiempo, y esa actividad es imprescindible para evitar averías y garantizar el valor del vehículo en el tiempo, pero sobre todo aumentará también la propia seguridad. Con el paso del tiempo y los kilómetros recorridos, habrán piezas que se desgastan, fluidos que sufren deterioro naturales o incluso, como es el caso del aceite motor, que pierdan sus propiedades y por lo tanto requieren de un cambio obligatorio, para ello existen unos plazos de mantenimiento estipulados por cada fabricante, plazos que debemos cumplir para evitar problemas y averías.
En el caso de elementos mecánicos que influyen directamente en la seguridad activa y pasiva del auto como: neumáticos, frenos y amortiguadores para la seguridad activa, esos influyen directamente en la eventualidad de accidentarse. Mientras que por elementos como los airbags o los cinturones la importancia es aún mayor, pues de su buen mantenimiento dependerá nuestra vida.

También es importante realizar la ‘Inspección Técnica del Vehículo’ (REVISTA), pero antes de pasar por el chequeo obligatorio es bueno efectuar una revisión preliminar, para evitar contratiempo si el auto no pasa los controles obligatorios del vehículo.

También es recomendable una revisión antes de un largo viaje, puesto que a nadie le gustaría sufrir imprevistos que pudieran haber sido previstos. Incluso se recomienda realizar revisiones de temporada, para comprobar que todo funcione correctamente.

Realizar revisiones y labores de mantenimiento no tienen por qué ser caros, ni depender única y exclusivamente del taller oficial de la marca, aún siendo el auto en garantía, ya hoy día hay talleres reconocidos oficialmente, servicios auxiliaros que se pueden elegir sin perder la garantía del fabricante. Empresas autorizadas que facilitan la revisión del vehículo siguiendo los libros oficiales de mantenimiento de la marca y conforme a las especificaciones de cada auto, utilizando las herramientas de diagnóstico pertinente.


COMENTARIOS