Presentan plan para reducir costo de distribución de productos

1D_Economía_03_5,p01

Con el objetivo de eliminar las ineficiencias en la cadena de suministro o cadena de distribución de los alimentos, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) busca desarrollar un programa que cree alianzas entre los productores, distribuidores y el comercio al detalle que impacte en la reducción de los precios finales para los consumidores y en un aumento en el consumo de las personas de escasos recursos.
El oficial de la cadena de suministro minorista del PMA, Andrés Rodríguez, explicó que la ineficiencia en la cadena de suministro se refleja en precios de venta más elevados, por lo que buscan trabajar de la mano con los sectores involucrados para eliminar estas ineficiencias y poder incrementar el poder adquisitivo de los consumidores.

Indicó que este proyecto sería especial para el comercio al detalle o los colmados, estimados en más de 65,000 y son los lugares donde compran las personas de escasos recursos, en especial los beneficiarios del programa de Asistencia Social del Gobierno “Comer es primero”.

“La idea es que al eliminar las ineficiencias en la cadena de suministro estas personas que reciben los 825 pesos de subsidio de ‘Comer es primero’ puedan comprar media libra más de arroz o de aceite”, dijo.

Explicó que con la implementación de este programa no solo se benefician los consumidores. “Los colmaderos se benefician pues cuando el precio baja tienen la oportunidad de vender más unidades y esto les genera más rentabilidad y venden más y se crea un círculo virtuoso donde todos los que forman parte de esta cadena se benefician y se puede tener un sector minorista más desarrollado pero con clientes que tienen mejor poder adquisitivo”, expuso. Indicó que este programa está siendo implementando en siete países de Asia y África, y en América Latina en Colombia, y la implementación del mismo ha permitido que los precios finales de los alimentos al minorista se reduzcan en un 10 por ciento.
Rodríguez se encuentra en el país dando a conocer los objetivos de este programa y realizando una serie de visitas preliminares tanto con la federación de comerciantes y venta al detalle, entidades públicas y productores agropecuarios para compartir la metodología que utiliza el PMA para mejorar la cadena de suministro. Expuso que esperan realizar un diagnóstico profundo de la cadena de suministro del país para entender quiénes son los actores y como contribuyen al costos final de los alimentos. “Si identificamos todos estos elementos podemos saber cuáles son los elementos que contribuyen más negativamente al incremento del precio y como mejorarlos”, explicó.
“El PMA apoya a 80 millones de personas, pero 850 millones de personas necesitan ayuda y con nuestros recursos no podemos ayudarlos a todos. Pero al intentar mejorar el sector minorista donde operamos, los beneficios van más allá de los beneficiarios directos. Lo que nos permite empezar a cubrir la brecha entre los 80 y 850 millones que necesitan ayuda”, dijo.


COMENTARIOS