Presidente Transparencia dice informe final Odebrecht estremecerá la región

p1

El presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz Sánchez Moreno, aseguró que cuando empiecen a fluir las informaciones formales sobre los sobornos de la empresa Odebrecht, entre julio y octubre de este año, será como un terremoto de 9 grados, pues no habrá un líder político de la región que no esté contaminado.
Entrevistado por Juan Bolívar Díaz en el programa Uno + Uno, de Teleantillas, afirmó que la investigación sobre los sobornos pagados por Odebrecht sentará un precedente en la región.
“Yo estoy seguro que cuando empiece a fluir la información desde Brasil, que va a ser entre agosto y octubre formalizada, casi les puedo asegurar que no habrá un líder político en nuestra región que no esté contaminado por los sobornos de esas empresas brasileras”, dijo.
Estimó que sobre el pago de sobornos por las empresas brasileñas hay mucha desinformación.
“Nosotros hemos estado con los trece fiscales en su momento”, dijo, al explicar que las informaciones que los investigadores reciben deben subir a un vocal de la Corte Suprema de Brasil, que debe homologarlas y una vez que lo hace, debe pasarlas a los diferentes países.
“Yo les diría que de julio en adelante de este año van a venir los terremotos de 9 grados para nuestros países, pues van a empezar a salir los nombres confirmados”, puntualizó el también abogado peruano.
Aseguró que no se podrá ocultar ninguna información, ni nombre, porque “hay demasiada observación, entre ellos nosotros Transparencia Internacional, observando cada paso que se da en esa investigación”. Además, de que los fiscales investigadores de Brasil son de una calidad moral incuestionable.

Sostuvo que su país, Perú, fue exitoso hace 16 años en combatir la corrupción, con más de 1,500 apresados y unas 250 personas condenadas, entre estos el expresidente Alberto Fujimori y uno de sus funcionarios, Vladimiro Montesinos, pero no se aprendió la lección, porque ahora se está en la misma situación que antes.
“Ahora lava jato (caso de corrupción y lavado en Brasil) permite que 10 países de la región podamos hacer lo que tenemos que hacer, que es investigar, sancionar, pero lo más importante es, sacar las lecciones aprendidas”, expresó.
Cuando se castiga la corrupción, dijo, se busca que las obras de infraestructura no se las den a los corruptos, que los partidos políticos no actúen de espaldas a su pueblo; también, establecer niveles de control que permitan a los ciudadanos evitar que la corrupción ocurra.
Estamos muy mal. Para el máximo ejecutivo de Transparencia Internacional, José Ugaz Sánchez Moreno, no es buena la foto regional que presenta el índice de la corrupción manifestado recientemente, el cual se basa en 13 encuestas hechas en diferentes países.
El resultado para República Dominicana es estático, como lo es para el resto de América Latina, excepto Brasil, que subió varios puntos y en algunas naciones de Latinoamérica, donde hubo algunas variaciones.
Explicó que el promedio mundial en el Indice de Transparencia es de 40 puntos. “República Dominicana ha bajado dos puntos, al pasar de 33 a 31, pero cuidado, eso hay que tomarlo en el término de las estadística”, destacó.
Agregó que “lo que pasa y creo, yo, que estuve en su país hace tres años en un evento con el Presidente de la República, ahí hubo un ministro que habló y me enteré que existían los comesolos, la penetración del narcotráfico en la clase política dominicana”.
Dijo que “con todos los problemas que tenemos y que tienen ustedes. El asunto es que existe una dirigencia alternativa; hay liderazgos nuevos que pueden llevar a República Dominicana a ser el país que todos quisieran que fuera. Esa es la gran pregunta, la clase política tradicional, los partidos políticos tradicionales”.

Afirmó que “en general, la región está mal. Brasil ha variado por el escándalo de lava jato. Yo creo que los brasileños les están demostrando al mundo que fueron exportadores de grandes estructuras de corrupción y hoy, para felicidad nuestra, está demostrando que también puede exportar un esquema de lucha contra la corrupción”.
En República Dominicana se ha movido muy por debajo de la media, pues se mide de cero, que es mucha corrupción y 100, que es cero corrupción.
“Los latinoamericanos nos hemos ubicado por debajo de la media, en el número 38, 39 y 40, es decir, que estamos muy mal, porque la corrupción en América Latina es sistemática, histórica; tiene que ver de alguna manera con los patronos colonizadores que hemos tenido y también con la miseria de nuestra clase política, que ha sido contaminada por la corrupción”, planteó.
La organización Transparencia internacional está diseminada en 110 países en el mundo.


COMENTARIOS