Previo a inicio de diálogo por Venezuela, se retiran de Cancillería, Miguel Vargas y Rodríguez Zapatero

IMG-20170913-WA0008

En el Salón de Convenciones de la Cancillería de la República, reinaba hoy la expectactiva por el inicio del proceso de diálogo entre Venezuela y la oposición de ese país para buscar una salida a la crisis que vive esa nación. Se encontraba allí el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pero se vio posteriormente que se marchó del lugar acompañado del canciller Miguel Vargas. Se desconoce el destino de ambos.

Previo a la salida de Vargas y Zapatero, todo se veía preparado en el Ministerio de Relaciones Exteriores, en donde se llevaría la ronda de negociaciones. Miguel  Mejía, de la Mesa de Unidad Democrática, había informado que Zapatero ya se encontraba en República Dominicana para encabezar, junto con el presidente Danilo Medina, las conversaciones entre los dos sectores.

Indicó el ministro de Integración Regional que estaban en el país los representantes de Nicolás Maduro y los opositores. Por el Gobierno, la canciller Delcy Rodríguez y el alcalde del Libertador, Jorge Rodríguez. Julio Borges, presidente del Parlamento y otro diputado, cuyo nombre no fue revelado, estaban por la oposición.

Se recuerda que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aceptó ayer la “invitación” del Gobierno dominicano y del exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero a retomar un diálogo con la oposición.

“Quiero anunciar que (…) acepto esta nueva jornada de diálogo”, informó el jefe de Estado venezolano en cadena obligatoria de radio y televisión, en referencia a lo que él mismo señaló como una “invitación” por parte de República Dominicana y de Rodríguez Zapatero. Maduro indicó que esto implica “instalar en las próximas horas una nueva jornada de diálogo para la paz y por la democracia venezolana”.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, informó este martes en París a su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, que las conversaciones comenzarán hoy, miércoles, en República Dominicana.


COMENTARIOS