Prioridades de Domínguez Brito: seguridad, transparencia y medio ambiente

Iván Lorenzo, Milagros

La transformación de la Policía Nacional para enfrentar con más efectividad la criminalidad, la implementación de medidas para contrarrestar la corrupción, la preservación de los recursos naturales, sobre todo las áreas protegidas, y una política de endeudamiento prudente a la par de una reforma fiscal integral, son las principales estrategias que se aplicarían en un gobierno de Francisco Domínguez Brito, precandidato a la Presidencia por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
Así lo dio a conocer el dirigente peledeísta al comparecer en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, donde explicó que propiciaría reformas estructurales en los organismos de persecución del delito y en los procedimientos que utilizan las agencias de investigación.
“Para mí la prioridad principal está relacionada con los robos y los atracos, porque hay que garantizarle a la gente que puede andar en paz en las calles, que no sientan miedo al ver un motorista”.
Para alcanzar esa meta Domínguez Brito planteó que el área de investigación de la Policía Nacional debe estar integrada por profesionales que reciban un salario cónsono con la labor que realizan, que se cambie el sistema de reclutamiento y se utilice cotidianamente el polígrafo como sistema de evaluación para mantener la pulcritud dentro de los cuerpos investigativos.
Al hacer esas precisiones expresó que también propiciaría la creación de “un cuerpo élite de la Policía investigativa, donde no haya una persona manejando un tema de una violación, por citar un ejemplo, que solo tiene un octavo curso de bachillerato”.
Domínguez Brito también explicó que en una gestión suya se revisaría el tema de las drogas en el contexto de las penalidades que se imponen a los consumidores. “No se puede seguir estableciendo que es traficante una persona que tiene una porción mínima de marihuana, y por eso llevarlo a una cárcel de donde va a salir peor”.
Corrupción e impunidad. La lucha contra la corrupción y la impunidad es otro de los pilares en un programa de gobierno del dirigente peledeísta, y en ese sentido expresó que, de conseguir la Presidencia, su compromiso con la ciudadanía es asumir una actitud muy firme contra la corrupción para que haya consecuencias.
“Como funcionario público siempre prediqué con el ejemplo y tuve una mano firme contra la corrupción.
“Para que se tenga éxito en la lucha contra la corrupción no puede haber impunidad; ese es el gran problema de la República Dominicana porque la gente ve que se puede llevar mil millones de pesos y no pasa nada, las sanciones son mínimas y los casos se diluyen”.
Al hacer ese planteamiento expresó que si en el país prevalece la cultura de la impunidad no habrá éxito en la lucha contra la corrupción, “por eso yo mantendré una lucha frontal contra la impunidad que prevalece”.
Domínguez Brito ocupó dos veces el cargo de procurador general de la República, en cuyas gestiones se sometieron a la justicia a funcionarios como Víctor Díaz Rúa, Alberto Holguín, y el senador Félix Bautista, por supuesta estafa contra el Estado. Los casos de Díaz Rúa y Félix Bautista fueron desestimados y Holguín fue descargado en juicio de fondo.
Protección ambiental. En cuanto al tema ambiental refirió que pondrá especial énfasis en las áreas protegidas porque tienen mucho que ver con la conservación de la biodiversidad.
Al considerar que esas zonas están amenazadas dijo que, en Valle Nuevo, todavía hay áreas con daños irreversibles, y otras que habría que esperar que la naturaleza recupere lo perdido en un período de 20 o 30 años.

Asimismo citó a Los Haitises y la Sierra de Baoruco, donde se hacen cultivos en zonas vedadas.

Otro aspecto de orden ambiental al que pondría prioridad el exministro de Medio Ambiente es el de los residuos sólidos, porque representan un grave problema por el inadecuado manejo de los vertederos, así como por la falta de conciencia de la ciudadanía.
El tema económico. En una gestión gubernamental dirigida por Domínguez Brito se haría una reforma fiscal equitativa en términos de las cargas impositivas, que permita el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, así como de los jóvenes emprendedores.
“Creo en una reforma fiscal que promueva la generación de riquezas, hay que generar ingresos para el Estado, pero la política fiscal tiene que contribuir con el desarrollo”. En cuanto al endeudamiento externo dijo que sería prudente, pero refirió que no dejaría de utilizar esa alternativa porque entonces la economía del país prácticamente se paralizaría.