Profesora se mata de un tiro

María Rosalba Ureña

SANTIAGO.- Una profesora se suicidó de un balazo en el pecho ayer, en la comunidad de El Limonal Arriba, Licey al Medio. El desenlace lo habría motivado su exclusión de la nómina del Ministerio de Educación.
María Rosalba Ureña, de 46 años, cometió el hecho en su habitación. Impartía docencia en el plantel Salomé Ureña de Henríquez en el distrito municipal de Canabacoa. Tenía una hija de 21 años.
De acuerdo con su sobrina Johanna Paulino, estaba deprimida luego de ser excluida.
Dijo que su pariente padecía de depresión desde hace tiempo, por lo que estaba de licencia médica y en proceso de pensión. Sin embargo, afirmó que a pesar de esa situación fue obligada a trabajar, bajo la advertencia de que si no lo hacía no iba a devengar su salario.
Narró que en el distrito educativo le dijeron que tenía dos opciones: dar clases o no dar clases, pese a que tenía certificados médicos por problemas mentales.
“La mujer que se llama Altagracia, la encargada de Recursos Humanos, le dijo que si no daba clases, ella no podía hacer nada”, expresó.
La Policía dijo que investiga el caso para determinar la procedencia del arma que utilizó Rosalba.
Los restos eran velados anoche en la funeraria Fuente de Luz, en Licey al Medio, a donde acudieron familiares, vecinos y excompañeros de trabajo.


COMENTARIOS