Proyecto sustitución pulpas moverá $2,720 MM

El viceministro Juan José Espinal encabeza lanzamiento del Cluster de Propductores y Procesadores de Frutas
El viceministro Juan José Espinal encabeza lanzamiento del Cluster de Propductores y Procesadores de Frutas

Con la ejecución del proyecto de sustitución de importaciones de pulpas de frutas, las empresas procesadoras del país tendrán un movimiento económico de unos RD$2,720 millones anuales.
Así lo informó ayer, el presidente del Clúster de Productores y Procesadores de Frutas Dominicanas (Profrudom), César Aybar, en el acto de lanzamiento de esta entidad realizado en la sede de la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD), en la capital.
Dijo que los procesadores generarán por la compra de frutas y la venta de pulpas un movimiento económico de unos RD$200 millones mensuales, unos RD$2,000 millones anuales.
En tanto, los productores moverían unos RD$720 millones por año, con la puesta en marcha del proyecto “Sustitución de pulpa importada por local” en el marco del Programa de Alimentación Escolar que ejecuta el Gobierno a nivel nacional.
Claudia Chez, directora ejecutiva adjunta de la JAD, dio la bienvenida a los asistentes y resaltó la importancia de la integración del clúster.
Agregó que bajo este modelo, los productores podrán lograr la venta de sus bienes agrícolas frescos para el procesamiento y a la vez, poder contar con un mercado seguro, continuo, formal y transparente, bajo el esquema de agricultura de contrato, que siempre ha sido promovido por la JAD.

Por otro lado, el viceministro de Planificación del Ministerio de Agricultura, Juan José Espinal, reiteró el apoyo del ministro Osmar Benítez por el impacto que tiene en el aumento del valor agregado de la actividad agropecuaria, en la mejoría de la calidad, las mejores posibilidades para exportación y mayor generación de empleo e ingresos para los productores dominicanos.

El presidente de Profrudom expresó que uno de los objetivos del clúster es promover el consumo interno de las frutas dominicanas, tanto frescas como procesadas, con el fin de generar un mercado creciente, que de sustento al sector.
Agregó que también se busca lograr “adecuar la calidad y cantidad de las frutas demandadas en el mercado exterior”, de manera que se pueda satisfacer, a la vez que se genere la confianza necesaria para mantener ese mercado.
Aybar señaló que “para lograr estos objetivos, es lógico que los mercados cautivos internos son importantísimos, como por ejemplo, el mercado que genera el Programa de Alimentación Escolar”, el cual dijo “demanda más de mil toneladas mensuales de frutas, que hasta el año escolar pasado, era suministrado con pulpas extranjeras en más de un 90%, siendo nosotros un país frutícola, no se justifica que esté ocurriendo esto”.